¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
[2º Examen Jounnin] El Peñón del Norte
#1
Tal y como había anunciado, Eifen abandonó su posición del faro y corrió siguiendo la línea de la costa norte hacia el este. Se encontró varios cuerpos flotando en el agua de distintas nacionalidad, y un pesquero navegando a la deriva parcialmente en llamas. Nada le distrajo lo suficiente como para detenerse, pues tenía un objetivo en mente y no pararía hasta cumplirlo. No se encontró ni un solo alma por el camino. De los tiradores de Suna apostados en las rocas plagadas de percebes no había ni rastro, ni tampoco de las tropas de Kiri que habían luchado hasta el último aliento por expulsarles de su posición. Todo estaba tranquilo, aparte de las olas que chocaban sin fin contra la costa pedregosa. Finalmente llegó hasta una especie de peñón, un montículo algo alto y estratégicamente situado sobre el mar de modo que se podía vislumbrar toda la isla, especialmente los arrozales donde se desarrollaba la peor parte del conflicto. ¿Cómo es posible que nadie hubiese tomado aquella posición como puesto de vigilancia? Pues lo cierto es que alguien sí lo había tomado, una joven kunoichi de Kiri de pelo verdoso yacía muerta con una flecha en el corazón en lo alto del montículo.

Estadísticas e inventario

Nivel: 1
Fuerza:
0
Resistencia:
0
Velocidad:
0
Agilidad:
0
Destreza:
0
Presencia:
0
Inteligencia:
0
Control de chakra:
0

Vida: 0 Chakra: 0 Estamina: 0

No hay objetos en el inventario.

[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#2
Off: De aquí: https://narutorol.net/Tema-2%C2%BA-Exame...Faro-Norte

On:

OST

Se agachó, el faldón de la túnica negra se empapó de sangre y de tierra. La máscara, el pelo, los hombros empezaron a humedecerse, porque una tormenta de nubes grises se apoderó del cielo del campo de batalla, tapó el sol y sus rayos. Eifen tocó la cara de la chica de pelo verde con la bandana de Kirigakure, y pensó que se parecía a su hija. Pensó que ojalá aquello no sucediera nunca. Pensó que un padre como él vería su alma comida por dentro por los gusanos de la muerte y la destrucción.

La lluvia comenzó a caer con más fuerza sobre el campo, pero no estropearía ningún cultivo, no -de eso se encargaba la guerra. Eifen se acercó al borde del acantilado y tuvo una amplia perspectiva de la isla, de los arrozales teñidos de rojo, espadas clavadas, cadáveres tirados por el suelo, miembros cercenados, y lo que era más grotesco aún: ninguna esperanza de que terminase nunca. Tras la máscara y por las aberturas, los ojos del shinobi de Konoha brillaron en rojo y lágrimas que no llegaron a caer.

- ¡VOLVED A CASA!- Gritó a pleno pulmón en cuanto le volvió el aliento a la garganta. Sólo unos pocos combatientes miraron hacia la figura oscura y enmascarada que presidía la escena.- ¡SE TERMINÓ LA GUERRA!

Y sintió que, quizá, podría ser una fuerza que llevase paz al conflicto y armonía al caos. Se sintió suficientemente fuerte, después de mucho tiempo intentando serlo.

- ...

Comenzando en la base de los campos, un hilo de fuego negro se extendió hasta donde podía verse, terminando por sumarse al incendio del bosque lejano y quemando incluso sus propias llamas. Se marcó una línea divisoria que separaba los dos frentes en la batalla y consumía a quien la tocase. No hubo manera de apagarlo, ni el Suiton más fuerte ni el ninja más resistente. Los hombres y mujeres se vieron inútiles e incapaces de continuar la refriega. Todos aquellos que se quemaban y salían despavoridos notaban tras unos segundos que las llamas negras se apagaban como por intervención divina. La lluvia arreciaba y caía sin sentido sobre el fuego, porque no podía apagarlo.

Gastos

Uchiha Amaterasu

ID:
199
Nivel:
6
Requisitos
Requiere Mangekyou Sharingan aprendido y activado.
Sellos
No.
Descripcion
El usuario cierra uno de sus ojos para concentrar chakra durante un turno completo. Durante este tiempo el usuario no puede moverse a gran velocidad, aunque sí usar técnicas. En el segundo abre el ojo cerrado, y aquello que esté mirando se ve envuelto por unas llamas negras capaces de quemar cualquier cosa, incluso el agua o el propio fuego. Estas llamas no desaparecen hasta que el usuario del sharingan las apage, o el objetivo quede completamente calcinado. En caso de que el enemigo se queme parcialmente y no sea tratado por un médico en las próximas 24 horas, morirá.

Después de 5 usos, uno de los ojos se ciega.

Nota: Si se activa durante un entrenamiento para justificar la obtención de una nueva técnica, narración contra NPCs para darle más estética al rol o un caso similar, no contará.
Efectos
Gasto de chakra:
Activación 80. Apagar llamas propias: 0. Apagar llamas que no sean propias: 40
Efectos en el rival
VidaTurno:
80
Chakra: 79 + 20 + 20 (pildoras) - 80 - 15= 24

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
72
Resistencia:
74
Velocidad:
72
Agilidad:
73
Destreza:
68
Presencia:
80
Inteligencia:
80
Control de chakra:
80

Vida: 440 Chakra: 560 Estamina: 565

Chaleco ninja, Ninjato, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Kunais nivel 6, Porta-Kunais nivel 6, Porta-Utensilios nivel 6.


Narración / Eifen / Yatako / Kakashi / Shingetsu / Uzu / Pensamientos

[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#3
Darak, su clon y la ninja sensorial que le acompañanaba habian ido caminando por el borde del bosque en llamas buscando la oportunidad de reagruparse con los soldados de suna, y acabar con su misión. La bella imagen del bosque en llamas ayudaba a hacer la caminata más amena, pero estando cerca de las fuerzas enemigas no podian relajarse ni un segundo. Tras un rato andando un torrente de llamas negras interrumpieron el camino del grupo, impidiendoles avanzar y dejandoles encerrados en aquel lugar. El origen de las llamas era un ninja que se encontraba en lo alto de una roca, que desde aquella distancia era dificil de distinguir. Darak dejó con sumo cuidado a Gaia en el suelo para hacer unos sellos y pasarse la palma de la mano por los ojos, y mirar de nuevo a la figura. Ahora podía verlo con claridad, no era un ninja de suna, ni de Kirigakure, y desde luego que esa tecncia de fuego negro no la había visto nunca. -¿Podría ser alguien de la coalición? ¿Konoha? ¿Quizas Iwa o Kumo han decidido dar la cara? - No sabía cuales eran sus intenciones, pero a judgar por la linea intermedia y el hecho de que el fuego no intentaba dañar a las personas supuso que quería detener el conflicto.

OFF:

Ninjutsu Norowareta Suna no Ningyo

ID:
453
Nivel:
2
Sellos
Sí.
Descripcion
Tras los sellos, el shinobi se pasará la palma de la mano por los ojos, colocándose una gota de agua formada a partir de la humedad en cada pupila. Estas gotas permiten al shinobi una visión perfecta, pudiendo visualizar objetos en 500 metros de distancia sin problemas. Además, estos ojos le permitirán también visualizar objetos diminutos a una corta distancia, o focalizar su visión en pequeños detalles. Esta técnica es idónea para la vigilancia a larga distancia o para encontrar pequeños detalles ocultos en una investigación. Las gotas se evaporarán al cabo de dos turnos.
Efectos
Gasto de chakra por turno:
20
Chakra: 275 - 20 = 255

Estadísticas e inventario

Nivel: 7
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
68
Resistencia:
70
Velocidad:
64
Agilidad:
64
Destreza:
64
Presencia:
70
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 416 Chakra: 490 Estamina: 520

Porta-Kunais nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Chaleco ninja, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3.



Narro - Hablo - Pienso
 Responder
#4
Había pasado un tiempo desde que había caído inconsciente. No había sentido nada desde entonces, ni el agua que había bebido ni los brazos de Darak sujetándome y cargándome. Sin embargo poco a poco comencé a notar la lluvia fresca de la Nación de Agua golpear suavemente mi cara, hidratando un poco mi piel y permitiéndome cobrar débilmente la consciencia. Lo primero que noté fue que estaba en los brazos de alguien y que iba balanceándome como si estuviésemos caminando. La visión seguía nublada, aún estaba muy débil y mis músculos no reaccionaban. Solamente pude distinguir los cabellos pelirrojos que ya conocía, y apoyar levemente mi mano en el pecho de Darak. El calor que emanaba de su cuerpo me arropaba, al igual que sus brazos, y aunque no había sido fácil... Por fín estábamos juntos.

Mi respiración era débil, pude aclarar lo suficientemente la vista como para buscar una mancha a lo lejos, que emitía aquellas palabras. Suspiré con debilidad y esbocé una diminuta sonrisa - Paz... No somos los únicos que queremos que acabe esto... - mi voz salía suave y entrecortada desde mi garganta, mucho más que de costumbre. Volví a cerrar los ojos tras ver el negro fuego que había surgido, para no perder la poca fuerza que me quedaba, y me dejé llevar por Darak, sin pensar en nada más. Había demasiado que meditar, pero no era el momento, quizás no llegaría jamás ese momento en el que pensase sobre todas esas cosas que me afligían.

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Fuerza:
80
Resistencia:
80
Velocidad:
80
Agilidad:
80
Destreza:
80
Presencia:
80
Inteligencia:
80
Control de chakra:
80

Vida: 480 Chakra: 560 Estamina: 620

Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Chaleco ninja, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3, Píldora soldado, Ninjato.

Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#5
Como si se tratase de un verdadero tren acuático, una variación de esos famosos que recorrían las extensas llanuras del País de la Tierra, Hayate fue arrasando las olas a su paso hasta que finalmente alcanzó la costa sur de Isla Torishima. Ante él se alzaba un acantilado de al menos unos veinte metros de altura y de afiladas y peligrosas crestas. Una gota gorda de sudor recorrió la frente del exhausto anciano, que llevaba los últimos diez minutos surcando olas y eso se resentía en el cuerpo y en el gasto de chakra. Lo que se requería que hiciese ahora no iba a ser tampoco fácil ni mucho menos. De hecho, nunca había intentado llevar tan al límite la marioneta pero no podía rendirse sin más...

Ahora o nunca amigo, no me falles... - susurraba a Shinshin, como si este pudiese responder.

Aumentando el impulso y el gasto de chakra, el reactor dobló su potencia y Hayate saltó sobre las olas. El gigante de acero comenzó a elevarse casi verticalmente y a salvar el obstáculo que era el acantilado. Y no paró ahí. Siguió elevándose unos preciados segundos más, lo justo como para salvar también la línea de colinas y árboles calcinados que se presentaba inmediatamente después. Pero ahí acabó su suerte, y un recalentado reactor paró en seco y obligó a la marioneta a cambiar la trayectora. Ahora caía en picado desde una altura de casi veinte metros a nivel del suelo. El impacto contra las colinas fue tremendo y se sintió en toda la isla como un pequeño seísmo. Shishin con Hayate al mando fue deslizándose colina a abajo a gran velocidad hasta acabar en los arrozales, principal campo de batalla y desde donde se había emitido la petición de cese de hostilidades. Las diferentes zanjas llenas de agua y la nivelación del terreno frenaron a Shinshin, que quedó estático casi en el centro exacto de la isla.

Hayate suspiró para sus adentros, y no pudo evitar llevar la mano hacia su cadera para intentar relajar el peso que cargaba en ella. Indirectamente, Shinshin hizo justo lo mismo. Acto seguido, el anciano investigó aquello cuanto le rodeaba. Había unas llamas negras que partían literalmente en dos la isla. Hayate se encontraba en el lado izquierdo, presumiblemente el controlado por Suna. Un rápido vistazo de las caras y uniformes le confirmó esta teoría. Y allí estaba, en lo alto de una colina, el misterioso individuo que había organizado todo aquello. Sabía que le estaría mirando (pues es imposible ignorar un gigante de hierro de diez metros de altura) por lo que la marioneta se colocó el pesado hacha sobre el hombro y apuntó con el dedo índice de la mano libre al desconocido.

Tú. Baja aquí. Hablemos. - dijo señalando el suelo donde él mismo se encontraba posteriormente. Acto seguido se tomó dos píldoras de soldado que sacó de su bolsillo (el gigante repitió la acción aunque no tuviese nada). Fue en ese momento cuando el Kazekage se dio cuenta de una cosa, una bastante preocupante: Darak, acompañado de un clon de sí mismo, una ninja de Suna y de Gaia, así como de un anciano con uniforme de Kiri, se encontraban en el lado de Kiri de la isla, a apenas 5 metros de distancia de la pesada marioneta. El grupo y el gigante se intercambiaron miradas levemente y este último negró con la cabeza a modo de lamento. - Qué mala suerte... - dijo el gigante en voz baja solo para los que más cerca se encontrasen.

OFF-Rol: diez minutos de viaje técnicamente drenan el chakra, por lo que simplemente bajaré mis niveles pero me dejaré algo quedando bastante exhausto. Aparte, tomo píldoras de chakra y consigo algo extra.


Vida: 420
Chakra: 345 -250 = 95 + 40 (dos píldoras de soldado) = 135
Estamina: 620

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Maestría: Fuinjutsu
Fuerza:
80
Resistencia:
80
Velocidad:
80
Agilidad:
80
Destreza:
80
Presencia:
80
Inteligencia:
80
Control de chakra:
80

Vida: 480 Chakra: 560 Estamina: 620

Chaleco ninja, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Kunais nivel 7, Porta-Utensilios nivel 7, Porta-Kunais nivel 7, Porta-Utensilios nivel 7.

Narrar - Hablar - Pensar
[Imagen: SUNABANNER1.jpg]
 Responder
#6
Los que estaban ahí reunidos podrían escuchar el sonido de un fuerte oleaje a los pocos segundos de la llegada del aquel extraño coloso. Acto seguido un rugido de una bestia surcó los aires y un tiburón colosal saltaba de los mares, y sobre él había un hombre empapado, con cara de pocos amigos, y colmillos casi igual de afilados que su espada. El Mizukage saltó del tiburón y el escuálido de agua se comenzó a dispersar en una fuerte lluvia que se unía a la que había empezado a caer en aquel lugar momentos antes, y que de seguro ayudaría a apagar los fuegos naturales más cercanos a aquella improvisada reunión.

 Su primera reacción fue poner las manos en su katana, listo para desenvainarla si la situación lo requería, y luego jadeante observó el ambiente que le rodeaba. Acababa de “aterrizar” en aquella reunión en un peñón costero. Finalmente, un rostro conocido, el de Gaia Misuto y un viejo general, ambos inconscientes, y acompañados por un ninja de Suna, y otro que no sabía de que procedencia era. ¿Sería uno de esos que le habían mencionado antes de perseguir al coloso? Enfurecido, gritó:

 — ¡¿Qué demonios está pasando aquí?!

Hoshigaki Suiton: Daikōdan no Jutsu

ID:
557
Nivel:
6
Sellos
Sí.
Descripcion
Ésta técnica consiste en crear un colosal tiburón de agua (3 veces más grande que el usuario) que posee una gran cantidad de dientes, y tiene la capacidad de absorber el chakra de su enemigo y de esta forma volverse más grande. (Técnicas de 1 a 25 de chakra le darán un metro más de tamaño, de 26 a 45 le dan 2 metros, 46 a 70 le dan 3, 71 a 90 le dan 4, 91 a 115 le dan 5, superiores dan 6m).
Puede lanzarse en el momento en el que el usuario lo desee. Mata si se traga al enemigo.
Efectos
Gasto de chakra por turno:
45
Efectos en el rival
Vida:
180
x5 turnos (viaje)
Chakra: 345-225 = 120

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Maestría: Kenjutsu
Fuerza:
68
Resistencia:
70
Velocidad:
70
Agilidad:
70
Destreza:
70
Presencia:
70
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 416 Chakra: 490 Estamina: 540

Chaleco ninja, Katana, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Utensilios nivel 5, Porta-Kunais nivel 5, Porta-Kunais nivel 7, Porta-Utensilios nivel 7.


[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#7
Las cosas iban bastante bien y el objetivo parecía estar cumplido. No iban a poder atravesar el Amaterasu durante mucho tiempo, y eso disuadiría a las tropas de ambos bandos de seguir con el conflicto. Sin embargo, ocurrió algo que "Naita" no esperaba: una enorme armadura de acero con la voz del Kazekage, y el líder de Kirigakure, el Mizukage. Llegaron uno tras otro, y Eifen dedujo que se habrían encontrado antes, probablemente. Deseó que hubieran decidido entre los dos el alto al fuego. Algo le decía que no sería así.

Tú. Baja aquí. Hablemos. - Eifen no pensaba obedecer a ninguno de los líderes, y menos al Kazekage. Sabiendo que no pondría en peligro diplomático a Konohagakure, se dio el gusto de hacérselo saber, aunque tuviese que hablar por encima de ellos todo el tiempo; no iban a interrumpirle:

 — ¡¿Qué demonios está pasando aquí?!

- No pienso hacerlo, y menos si me lo pide el principal perpetrador de esta masacre.- Comenzó a tronar, a lo lejos, el rugido de un animal feroz en la lejanía. La lluvia arreciaba más y más. - Kazekage Hayate Chikamatsu. Espero que tenga las agallas de volver ahora a casa y mirar a los ojos a cada uno de los hijos que han perdido un padre o una madre hoy en este conflicto. Dígame ahora...- El Uchiha dio un paso hacia delante y se apoyó en una rodilla.- ... dígame que va a hacerlo. No puede. No tiene ni el tiempo, ni los cojones.- Levantó los brazos señalando los arrozales, los truenos se acercaron y recorrieron el cielo del campo de batalla, de una nube gris a otra negra.- ¡Quiero saber qué motivación tiene esta pérdida de sangre! ¡¿Acaso su edad y la de su villa no le han hecho aprender?! 

Los ninjas sensoriales del equipo de Konoha le informaron que todo el equipo estaba a punto de ser rescatado y volvían a casa, esperando no ser vistos. Eifen se sintió aliviado por dentro. Sus compañeros ya no podrían recibir más daño. Cogió en brazos el cuerpo de la joven peliverde con el chaleco de Kirigakure y la mostró a los ejércitos y sus líderes. La sangre caía por su frente y sus labios, diluída por la lluvia.

- La respuesta es que no hay nada que justifique una guerra. Si cada uno de vosotros pudiéseis ver en la cara de esta niña a una de vuestras hijas, si fuéseis lo suficientemente empáticos... ¡ESTO NO HABRÍA PASADO!

Dejó el cuerpo reposar sobre el suelo, frente a él.

- Dejad que una nación que ha resurgido de sus cenizas recientemente viva. Entregad los prisioneros y marchaos a vuestras casas.

El fuego negro crepitaba sin cesar.

Narración / Eifen / Yatako / Kakashi / Shingetsu / Uzu / Pensamientos

[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#8
Tras el fuego negro aparecieron los Kages de ambas aldeas en aquel lugar, pero al otro lado del fuego. La cosa se habia puesto extraña y Darak protegió de manera instintiva a Gaia con su propio cuerpo hundiendola en su pecho. Antes de que pudiese decir nada el hombre del peñón volvió a hablar, y ahora Darak reconoció en el la voz de Eifen. Acusaba al kazekage de aquella masacre, algo que Darak no compartía, pero si que compartia sus siguientes palabras de que no hay nada que justifique una guerra. Quedó esperando a ver que ocurría sin soltar a la kunoichi que tenía en sus brazos en ningún momento.


Narro - Hablo - Pienso
 Responder
#9
Aún atrapada en la debilidad, mi cuerpo no reaccionaba. Había recuperado la consciencia y me encontraba lo suficientemente "bien" como para mantenerme despierta, con la vista más aguda, lo suficiente como para ver llegar una enorme armadura y alguien montado sobre un tiburón, éste último más cerca de nuestra posición. Ya había visto esa técnica varias veces antes, y lo primero que imaginé es que podría ser Hojiro, o más bien era lo que deseaba. Escuché la voz que salía desde su boca, y le reconocí al instante. Aún con la cabeza y el cuerpo tendido, notando cómo la sangre de la herida había empapado la venda y se sobraba, pude musitar unas palabras - Mizukage...sama... - una enorme decepción consumía por completo mis fuerzas. No era momento de pensar, pero haber perdido una batalla y haber caído en las garras del enemigo -aunque tuviese la fortuna de que fuese Darak- era muy deshonroso para mí.

También escuché la voz que salía desde la gran armadura. Me sonaba de algo, no era una voz que reconociese a la perfección ni mucho menos pero a pesar de ser robótica sonaba familiar. Parecía que ambos venían juntos, o al menos desde el mismo lugar, y sólo se me ocurría una cosa - ¿Es... El Kazekage-sama? - su voz se asemejaba bastante a la de una persona de su edad.

Estaba confundida, quizás todo era parte del malestar que sentía, o simplemente era un sueño. Volví a escuchar al hombre que había a lo lejos, sin poder analizarle desde mi posición ni en mis circunstancias. Esta vez tuve más tiempo para darme cuenta de que una nueva voz era reconocida, ésta vez más clara que la anterior - Esto... No es real... Es un sueño... ¿Eifen? - susurré, con mucha debilidad. Intenté mover mis músculos, en vano. Solamente los dedos de mi mano derecha hicieron un ademán de moverse, sin conseguir nada. Hubiese preferido estar totalmente consciente para intentar aportar mi granito de arena, la situación era crítica y si todo aquello no era fruto de mi imaginación, las cosas solamente se complicarían más. Un chillido de dolor salió desde mi garganta al comenzar a notar nuevamente el dolor, debido a la pronta recuperación de la inconsciencia y la sensibilidad. Un último grito sordo y seco me hizo callar las quejas, mientras trataba de meditar lo que estaba ocurriendo - Todo está saliendo mal... ¿Por qué es tan difícil que no haya guerra? - musité, mientras con gran debilidad conseguía mover mi mano y la posaba en mi cintura, exactamente donde había colocado la bandana de Hojiro que me dio antes de venir a la guerra - Soy la vergüenza de mi patria... -.
Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#10
Instantes después de su llegada al centro de la isla, una figura le siguió de cerca por la espalda montado en tiburón. Hayate lo miró de reojo, aunque estaba claro que no era de Suna ni por sus vestimentas ni por sus técnicas empleadas. Pero solo cuando lanzó su grito de queja es cuando el anciano montado en Shinshin se dio cuenta de su identidad.

 — ¡¿Qué demonios está pasando aquí?!

- Vaya, ver para creer... - comentó el anciano. Iba a decirle algo, un comentario despectivo sobre la batalla que había tenido lugar minutos antes, o quizá alguna burla acerca del final de aquél crucero del País del Mar, tal y como él se había burlado de su persona durante su primera y última conversación en Suna, pero no tuvo tiempo de ello. La misteriosa figura del cerro comenzó a hablar.

No pienso hacerlo, y menos si me lo pide el principal perpetrador de esta masacre. - dijo con osadía - Kazekage Hayate Chikamatsu. Espero que tenga las agallas de volver ahora a casa y mirar a los ojos a cada uno de los hijos que han perdido un padre o una madre hoy en este conflicto. Dígame ahora... dígame que va a hacerlo. No puede. No tiene ni el tiempo, ni los cojones...

La figura desconocida seguía hablando. Era todo un discurso lleno de poesía y amabilidad. Un agotado Hayate (no físicamente, sino mentalmente de tanta palabrería) apoyó su pesado hacha en su propio hombro y adoptó una postura más relajada mientras le escuchaba con curiosidad, aunque con el deseo de que terminase de hablar de una vez. En plena conversación recibió un mensaje telepático de alguien no muy lejano a él...

Kazekage-dono, soy Hana Amari, sensorial al servicio de Darak Pakura y del Grupo de Ataque Midori. Estamos al otro lado del fuego, en el lado ocupado por la Niebla. Estamos bien, solo algo agotados. La señorita Gaia está despertando de su letargo, y el general enemigo que hemos capturado sigue inconsciente. No sabemos quién es ese que habla, pero es quien ha hecho todo este incendio. La señorita Gaia dicho un nombre entre susurros, Eifen. No sé si tendrá algo de importancia a usted. Kazekage-dono, estamos rodeados de tropas de Kiri. No nos han hecho nada aún pero...

La marioneta asintió con la cabeza, sin dejar de mirar al extraño en el cerro. Hana, que se encontraba cerca, vería el gesto del marionetista y entendería que realmente iba para ella. Hayate siguió escuchando al hombre de los discursos, a quien había escuchado de fondo durante unos instantes pero que ahora volvía a tener en mente al 100%...

La respuesta es que no hay nada que justifique una guerra. Si cada uno de vosotros pudiéseis ver en la cara de esta niña a una de vuestras hijas, si fuéseis lo suficientemente empáticos... ¡ESTO NO HABRÍA PASADO! Dejad que una nación que ha resurgido de sus cenizas recientemente viva. Entregad los prisioneros y marchaos a vuestras casas. - concluyó.

Era el turno del anciano. Clavando su hacha en el suelo por el mango, la marioneta dio un paso hacia delante y respondió a la palabrería del "desconocido". Quizá para otros, pero Hayate no olvidaba una voz y mucho menos del que, según le habían dicho, había impedido una guerra entre Ame-Kusa y Suna, junto a la propia Gaia y Darak.

Lo haría, buen señor, lo haría. Iría una a una a las casas de sus familias y les imploraría de rodillas el perdón por haber enviado a sus hijos a la muerte. Lo haría, porque ya lo hice en una ocasión hace muchos, muchos años. Sé lo que ellos sienten, porque yo también lo he sentido yo en mis carnes, en mi corazón desgarrado. Pero tiene usted razón, no lo haré. ¿Sabe por qué? Porque acompañado de las disculpas va el cuerpo del difunto para poder recibir los rituales pertinentes y que pueda recibir el descanso eterno en compañía de sus seres queridos. No puedo hacerlo, muy señor mío, pues Kiri aún mantiene el cuerpo de uno de los míos. No sería justo para el resto de familias. - dijo mirando de reojo al hombre-pez - No excuso sus acciones, de hecho las condené en privado y lo vuelvo a hacer en público. Pero del mismo modo defiendo que un muchacho no merecía ser ejecutado lejos de su hogar, tal y como fue su final. Mientras haya aquellos que se aprovechen de nosotros, no tendremos paz. Primero es un gennin, después la villa entera. Ya vivimos sometidos una vez a los designios de otros, arrodillados y esclavizados. No más, y le repito, no más. Entiendo que usted no comparta mis ideales... - en ese momento la marioneta cayó vencida hacia delante, quedando de rodillas y con el torso levemente inclinado. Su espalda se abrió como con una especie de compuerta y una nube de humo blanco lo tapó todo. De entre los restos surgió un anciano calvo con larga barba y túnica gris. Se sacudía los hombros y el traje. - ... porque usted nunca ha visto un milagro, Eifen Uchiha. Yo sí lo he visto. No solo una, sino dos aldeas que renacen de sus cenizas en pos de un futuro esperanzador. Y por eso mismo, mi señor, no permitiré que nadie más someta a mi pueblo bajo sus designios. Ni siquiera a un Gennin. - guardó unos instantes de silencio, mirando a quienes le rodeaban. Había soldados de Suna por doquier, pero también de Kiri. Todos estaban asustados, agotados, deseando volver a casa. Hayate suspiró - Sunagakure no Sato está dispuesta a una tregua de una luna, y a entregar los prisioneros de guerra tomados en Isla Torishima. Esperamos lo mismo de parte de nuestros enemigos. - dijo cruzando sus brazos bajo las largas mangas de su túnica y cerrando los ojos a modo de reflexión.

Datos


Vida: 420
Chakra: 135 - 40 = 95
Estamina: 620

Me olvidé indicarlo en el turno anterior, por lo que lo anoto ahora aunque la guarde en este turno:

Chikamatsu Única Marioneta Shinshin

ID:
647
Nivel:
7
Requisitos
Requiere Kugutsu no Jutsu
Sellos
No.
Descripcion
Al contrario que el resto de marionetas, esta tiene un gran tamaño y solo puede llevarse sellada en un pergamino a la espalda o en un bolsillo. Shinshin mide 10 metros de alto y tiene la apariencia de un caballero con armadura y yelmo, hecho de piezas de acero y madera reforzada. Se invoca justo encima del usuario, quedando éste dentro del torso y ocupando el puesto del corazón. Esta parte tiene una resistencia de 100 puntos. Los brazos y piernas del usuario quedarán estirados completamente, saliendo una gran cantidad de hilos de chakra hacia toda la marioneta desde el corazón, por lo que solo podrá centrarse en el manejo de esta técnica y no podrá estar haciendo otro uso de chakra ni moverse. La visión del usuario será como si viese a través de los ojos de la marioneta, y todo aquello que diga el usuario será emitido por la boca de la marioneta como si se hablase por un altavoz.
El arma principal de Shinshin es una gran hacha de guerra con un poderoso filo, la cual llevará en la mano diestra, aunque puede utilizar ambas manos para su empleo. - Daño: 85 puntos.
En la mano zurda contará con un pequeño emblema a la altura de la muñeca capaz de desplegar una barrera de chakra de 20 metros de largo por 12 metros de alto. Una vez desplegada, esta barrera es capaz de proteger a quienes se encuentren detrás de ella y a la propia marioneta. La barrera estará pegada a la muñeca de Shinshin como si de un escudo se tratase, y puede volver a ser convocada una vez haya sido destruida, esperando un turno completo para poder regenerarla. - Resistencia: 200 puntos. Gasto de chakra: 75 puntos por turno. Si ha sido destruido, 100 puntos el turno que se regenere.
Por último, Shinshin cuenta con un reactor a la espalda que le permite realizar cargas frontales a una velocidad un nivel superior a la del usuario, con un alcance máximo de 50 metros. En caso de saltar en medio de la carga, la marioneta emprenderá un vuelo de máximo 30º mientras sigue avanzando los metros que le queden hasta detenerse y volver a caer. - Gasto de chakra: 60 puntos.
Resistencia de la marioneta antes de ser destruida por completo: 150 puntos.
Nota: Esta marioneta no puede desmontarse en piezas.
Efectos
Gasto de chakra:
40 puntos por unidad controlada (si la marioneta está en una sola pieza 40 puntos, si está dividida en 2 partes 80, etc.) más el correspondiente a cada acción
Narrar - Hablar - Pensar
[Imagen: SUNABANNER1.jpg]
 Responder
#11
Hojiro no pudo evitar contener la risa ante las palabras del Kazekage, pero mantuvo la compostura, aunque la comisura de sus labios indicaba una sonrisa burlona. Se quedó con ese gesto escuchando la parte del Kazekage, y cuando terminó soltó una extraña carcajada, bastante sarcástica. Gaia y el general sabían lo que solía venir después de ese tipo de sonrisa.

 — ¿En serio? ¿Me está hablando de honor alguien que lucha escondido en un amasijo de maderas? Por lo menos aplaudo tu decisión de dar tu verdadera cara por fin. Pero deja que matice unas cosas para todos los aquí presentes. — Dijo levantando la mano derecha y señalando a todos los que estaban ahí reunidos. — Este señor, el Kazekage, inició una guerra por un terrorista y un violador. El Hokage estuvo presente en el juicio, Lord Kazuki Misuto también lo estuvo… ¿Y a qué no sabéis quién más estuvo presente?

 El Mizukage cerró los ojos, y señaló con el dedo al Kazekage, para luego señalarse a él mismo.

 — Efectivamente, el Kazekage y yo estuvimos presentes. ¿No recuerda al ANBU que trajo a aquel...indeseable? El Kazekage aceptó que aquel shinobi sin honor fuera juzgado en Kirigakure. ¿Y qué es lo que hacemos en Kirigakure con aquellos que mancillan el honor, la paz en las aldeas aliadas? Se les da el castigo ejemplar. ¿Qué ha hecho Sunagakure? Invadir el país del Agua por sorpresa, sin aviso ninguno, y todo ello para defender a un vil terrorista y violador. ¿Esos son los valores de paz que usted persigue? ¿Tan valioso es un violador y un terrorista en su aldea? Eso no dice nada bueno de usted. Ni siquiera tenemos interés en someter a su pueblo, pero si nos atacan y nos humillan. Kirigakure se defiende. Como ya le dije en la llamada, una disculpa y explicaciones de ese hecho es todo lo que se le pidió. Usted decidió empezar una guerra.

 El Mizukage siguió en posición defensiva, con la mano libre lista para desenvainar la katana si las cosas se torcían más de lo que ya estaban. Pero no sin antes dedicarles unas palabras a la otra figura misteriosa.

 —Agradezco tu preocupación por el asunto, pero yo si veo a esa chica, esa chica, además de una shinobi de mi aldea, podría haber sido violada por aquella persona que parece ser tan importante como para empezar una guerra. Y por favor, no hables de nuestro País cuando estuvimos completamente solos y en la extrema pobreza, sin ayuda de NADIE, mientras el País del Mar se burlaba de nosotros. Una y no más, sea el País del Mar, o el País del Viento. Nadie se burla de la nación del Agua.

 De nuevo se dirigió al Kazekage.

 —Sabe muy bien cuales son mis condiciones, y estas no han cambiado.

[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#12
Eifen frunció el ceño tras la máscara. Las cosas estaban poniéndose interesantes e intensas, y el Uchiha estaba empezando a sentir la sangre hervir. Se sacó la máscara, y la colocó en el cinturón, por dentro de la túnica negra. El País del Viento nunca le había gustado demasiado por razones obvias, pero las cosas estaban tomando un cariz bastante peligroso por su parte.

- Kazekage, da gracias a que Kirigakure ayudó diplomáticamente a que el País del Viento no fuese atacado por el norte, en Pashubo. Da gracias a Gaia Misuto por ello y a toda la nación a la que representa.- Señaló a la chica. No había pasado por alto que estaba allí. - No tienes honor. Les has pagado con esto.

Eifen negó con la cabeza, y se dio la vuelta, y se tiró por el otro lado del acantilado.

Narración / Eifen / Yatako / Kakashi / Shingetsu / Uzu / Pensamientos

[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#13
El Kazekage escuchó las palabras de su igual en Kirigakure no Sato. Sus acusaciones estaban cargadas de odio, rencor y sed de venganza, pero se mantuvo en su posición sin inmutarse y aguantando el chaparrón que le venía encima. Se mantuvo con los ojos cerrados y simplemente esperó que se callara. Observó también con toda la tranquilidad del mundo cómo el desconocido, al parecer Eifen, le dedicaba unas últimas palabras antes de desaparecer. Él también le dedicó una leve despedida.

Eres un inconsciente, shinobi de Konoha. Algún día lo comprenderás. - después se giró y miró al Mizukage a los ojos. Sus miradas asesinas se cruzaron unos instantes antes de que el marionetista le dedicara también unas últimas palabras - Tengo entendido que hay media docena de botes en la Costa Oeste, junto a la playa. Enviaré mis fuerzas allí y empezaré el intercambio de prisioneros a través de la Costa Sur. Prisioneros y fallecidos en nuestro lado ocupado. Espero que los de Kiri cumplan como nosotros. Una luna de tregua, eso es lo que os doy. Acéptalo si quieres, o atácame por la espalda si lo prefieres. Me es indiferente. - dijo alejándose hacia la costa. Las tropas de Suna que estaban allí reunidas, y algunos de Kiri (prisioneros de guerra) le acompañaban caminando de manera tranquila. Con todo, los subirían a los botes e irían intercambiando heridos, prisioneros y fallecidos de un bando por los de otro.

Fue entonces cuando Hayate comenzó a masajearse el hombro izquierdo con su mano diestra. Lo tenía dolorido del choque con las aguas, pero no se había dado cuenta hasta ahora.
Narrar - Hablar - Pensar
[Imagen: SUNABANNER1.jpg]
 Responder
#14
Ya tuvimos sorpresas por vuestra parte, espero que cumpláis el intercambio. Nosotros no empezaremos hasta que el primer prisionero de Kiri sea liberado, luego le seguirá el primero de Suna, y así sucesivamente. Todos los aquí presentes están de testigos y de jueces si me atrevo a incumplir mi palabra.

 Dijo el Mizukage al Kazekage antes de darle la espalda y encaminarse hacia el lugar para preparar el intercambio en la zona de Kiri.

 — No habrá ataques por la espalda por ahora. Y sólo porque hay vidas de Kirigakure de por medio, si no...— pensó el Mizukage.

 Hojiro llegó a la zona de Kiri, y fue ordenando a las tropas que fuesen colocando los prisioneros en los botes de madera. Empezaría enviando los cadáveres que se habían podido recuperar y que tenían insignias de Sunagakure. Pero claro, no empezaría el envío hasta que el primer prisionero de Kiri fuese liberado. Una vez terminados los preparativos, el Mizukage dio la orden de hacer sonar un cuerno de guerra para avisar al otro bando que ellos ya estaban preparados para iniciar el intercambio.

[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#15
Desde que salió al mar, Makoto había pasado por varios lugares, llegó al templo buscando un médico y confirmar que había cumplido su misión. Pero se encontró ruinas y unos cuántos cadáveres, así como un soldado inconsciente de Suna, el cuál remató en el acto a causa de la ira. Se preguntó qué había ocurrido a su maestra y tuvo la tentación de cargar hacía el frente, pero Chuichi no se lo permitió y a regañadientes fue llevado a la zona del desembarco dónde fue atendido de sus lesiones. Aunque seguía herido, por el momento su vida no corría peligro.

Aunque no fue testigo del intercambio entre los kages y el desconocido que irrumpió en mitad de la guerra, las ordenes de Hojiro llegaron a su campamento. Había que intercambiar a los ninjas, vivos o muertos, y devolverlos a sus naciones. Makoto cargó entonces el cadáver de Freeia que había traído consigo durante todo el camino. Se sintió liberado, como quitándose un peso de los hombros sabiendo que la persona que el mismo había privado de la vida iba a recibir digna sepultura.

Makoto se encaminó entonces con otras personas que habían comenzado a cargar muertos, heridos y gente privada de sus movimientos con cuerdas o cadenas. por el sendero cada vez se apelotonaba más gente, había también ninjas de Suna que caminaban cerca de ellos, pero ya no había peleas, supuso el joven que solo habían sido los desafortunados que habían quedado a este lado del misterioso fuego negro que ahora recorría la isla de un lado a otro y que habían conseguido salvarse de una muerte segura gracias a que ambos kages llevaron el conflicto a un parón. Sin más remedio, emprendieron el mismo camino de lo ninjas de Kiri esperando al intercambio para salvarse sí mismos.

Entre esos ninjas de Suna, Makoto vio a un hombre bastante alto del que además también destacaba una cabellera pelirroja. En sus brazos cargaba a Gaia. Sus cejas se crisparon violentamente y su mirada se enturbió repleta de instinto asesino, pero, se calmó en un instante al ver que la mujer de pelo rosa se movía ligeramente entre los brazos de aquel hombre, además no parecía estar incomoda o preocupada mientras soltaba susurros que no alcazaba a oír y soltaba espasmos de alguien medio dormido. “¿Un gato?” pensó. Dando un paso adelante, sin romper el tácito entendimiento que había entre los ninjas de ambas naciones de no agredirse y no romper su espacio vital, Makoto le lanzó una pregunta al pelirrojo Suna.

-¿Esta ella a salvo? -Espero una respuesta de aquella persona. -Ella es mi maestra. Te pediría que la liberaras, no parece que quieras hacerla daño, pero... No puedo estar calmado viéndola en manos de un enemigo. -añadió, tratando de no alterar demasiado, al contrario. Por precaución pues no sabía hasta qué punto estaba la vida de Gaia en la línea.

Independiente del resultado de su corta conversación, el Yuki avanzó con el grueso de personas hasta la línea de costa, donde unos botes de madera estaban atracados y listos para el intercambio. Makoto se subió a uno, con el cadáver de Freeia en sus manos y 6 cadáveres más recostados en el bote a su espalda. Al igual que él otros ninjas solitarios abordaban botes, todos ellos con un fallecido en sus manos y 6 a la espalda. En algún momento la situación perdió un punto de realidad, casi parecía una especie de ritual: barcas alineadas cargando a los fallecidos para que pudieran retornar a su patria, un silencio que no hacía sino tronar las emociones de todos los presentes, desidia...

No mucho después se cruzaron con botes diferentes de los suyos que venían en su contra. Pararon los baros a mitad del camino de unos y otros, con la isla humeante, el mar y el fuego negro, presidiendo todo, de testigos. Makoto entonces le pasó el cuerpo de Freeia, la única cuyo nombre conocía, al ninja de la barca que ahora yacía parada junto a la suya, y entonces este le devolvió uno de sus compatriotas. Makoto lo dejó en su propio bote con sumo cuidado, y con el mismo, alzó a otro muerto en combate de Suna hasta y se lo ofreció de nuevo al desconocido. Esta acción se repitió hasta completar que las barcas y los fallecidos en ella eran todos de la misma nación. Sin mediar palabra ninguna, Makoto remó, devuelta a la costa.
En todo este trayecto no había visto a nadie con el porte de Fenrir. Seguramente estaba aún al otro lado de la isla cuando esta quedó dividida. Makoto se temió lo peor.

Estadísticas e inventario

Nivel: 6
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
50
Resistencia:
50
Velocidad:
50
Agilidad:
50
Destreza:
49
Presencia:
50
Inteligencia:
50
Control de chakra:
50

Vida: 300 Chakra: 350 Estamina: 387

Bo, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3, Chaleco ninja, Ninjato, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Ninjato, Tanto, Tanto.

Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#16
Todo parecía haber acabado. La guerra había terminado y la tregua habia comenzado. Con ella vino el intercambio de heridos, caidos y prisioneros, que se ejecutaría en la playa, hacia donde se dirigió el pelirrojo. Al final capturar a Gaia no había servido para nada, solo para dañarla innecesariamente, por lo que Darak iba algo cabizbajo con la chica en brazos. Durante el camino alguien le interrumpió. Parecía un chico de Kirigakure al que Darak ya había visto con anterioridad, aunque no estaba seguro de donde. -¿Esta ella a salvo? - Preguntó el joven mostrando preocupación por Gaia - Si... - La respuesta fue debil y sin muchas ganas de hablar. No sabía que interes tenía ese hombre con la chica, pero imaginaba que se conocían de algo - Oh... creo que es del examen chunin... peleó contra Ko si no recuerdo mal - Tras pensarlo unos momentos al fin recordaba de que conocía a ese hombre. 

El ninja de kiri continuó hablando con Darak  -
Ella es mi maestra. Te pediría que la liberaras, no parece que quieras hacerla daño, pero... No puedo estar calmado viéndola en manos de un enemigo. - Esas palabras enfadaron a Darak, aunque intentó no mostrarse agresivo con el chico, pues el no tenía la culpa de pensar así - No soy un enemigo. Soy todo lo contrario. Yo la cuidaré, no está en condiciones de andar por su cuenta - Respondió de manera seca agarrandola un poco más fuerte.

FInalmente llegaron a la playa donde el clon de Darak entregó al general a las fuerzas de Kiri, y el pelirrojo original depositó con cuidado a Gaia sobre una de las barcas. Acarició sus mejillas con delicadeza mientras la miraba a los ojos -
Siento que esto haya acabado así, no quería hacerte daño... no era mi intención...  no quería dañarte ni que nadie más lo hiciese. Lo siento. - Dolorido se quedó con ella el máximo tiempo posible, pero finalmente se tuvo que marchar, subiendo a una de la barcas y regresando a suna.


Narro - Hablo - Pienso
 Responder
#17
El intercambio de prisioneros y heridos fue tenso, pero se llevó a cabo sin problemas. Primero un bote de remos procedente del lado de Suna salió a alta mar con un remero y un herido recostado en los asientos. Iban despacio, pero lograban desplazarse sobre las olas sin demasiados problemas. Al otro lado de la bahía les esperaba un grupo de ninjas de Kiri que perfectamente podrían ir andando sobre las aguas y recogerlos, pero que por respeto a la tregua no harían. Esperarían a que este llegase a la playa y pondrían a salvo a los ocupantes. Cuando lo hicieron, Kiri mandó en respuesta el mismo barco con un herido y un prisionero que remase. Tras un par de intercambios ambas villas confiaron los suficiente en sí mismas como para enviar varios botes con más de dos prisioneros en cada uno.

La tensión era evidente en ambas playas. No era raro que los ninjas de una facción pateasen a los prisioneros de la otra de camino a los botes, o que los tripulantes de dichas embarcaciones se escupiesen entre sí cuando se cruzaban. También había otros casos, como simplemente saludos militares cargados de respeto y empatía de una embarcación a otra en completo silencio. El último de los botes de prisioneros salió desde el lado de Kiri en dirección a Suna con media docena de heridos y prisioneros. Uno de sellos, con las manos llenas de heridas y sin uñas por la tortura, sacó su pequeña flauta dulce de un bolsillo del chaleco y comenzó a tocar una dulce melodía. Las notas se fusionaron con las olas creando una maravilla auditiva que, unida a las emociones contenidas, hizo llorar a más de uno. El bote de remos se cruzó con otro de Kiri que ponía rumbo hacia su lado de la isla. Este iba Fenrir Kaguya, así como cuatro prisioneros más de Kirigakure no Sato.

El intercambio duró una hora y media aproximadamente, tras el cual las tropas de Suna comenzaron la marcha hacia alta mar, donde les esperaba media docena de transportes de guerra dispuestos a llevarles a casa. Por fin, y tras casi un millar de muertos en cada bando, la Guerra de los Nueve Días tocaba a su fin.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)