¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
[2º Examen Jounnin] Regreso de las fuerzas de autodefensa
#1
El País del Agua era una nación insular, y como tal a la hora de los ritos funerarios primaba el espacio de los vivos frente a los muertos. Debido a esto, las costumbres del País del Agua, pese a la ironía del nombre del país, giraban en torno a la incineración. El campamento de Kiri se quedó una noche más que el de Sunagakure. El Mizukage, junto a otros ninjas de alto rango estuvieron oteando la isla en busca de cadáveres de Kirigakure que pudieran haberse quedado allí y también evaluaban el nivel de los daños.

 Al mismo tiempo que el grupo de Mizukage revisaba la isla, otro grupo se dedicó a ir preparando la pira funeraria, para que se oficiara el servicio a la primera hora de la mañana. La pira se encendería al mismo tiempo que la primera luz del alba, tal y como mandaba la tradición. No podrían llevar las cenizas a la metrópoli principal, pero Hojiro se encargaría de convencer al Daimyo del País que se erigiese un monumento en el lugar de la pira, y en Kirigakure con el nombre de todos los caídos. Los cuernos sonaron al unísono para despedir a los compatriotas caídos y tras unas horas para las últimas despedidas y preparativos, las fuerzas de Autodefensa de Kirigakure partieron de Torishima.

 El Mizukage había dado el aviso a las autoridades portuarias de que no quería grandes multitudes en la aldea, y a sus administrativos del edificio del Mizukage les había avisado y convocado para una reunión en la que, además de los detalles de la guerra, se hablaría sobre el memorial que se iba a celebrar varios días después para honrar a los combatientes y a la memoria de los caídos.

 Una vez llegados a puerto, el Mizukage se despidió de sus tropas con una leve reverencia, y un gesto sombrío por las consecuencias. Acto seguido, sin pausa, se dirigió al edificio central a asistir a la reunión y comenzar los preparativos.

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Maestría: Kenjutsu
Fuerza:
70
Resistencia:
70
Velocidad:
74
Agilidad:
70
Destreza:
70
Presencia:
70
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 420 Chakra: 490 Estamina: 549

Chaleco ninja, Katana, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Utensilios nivel 5, Porta-Kunais nivel 5, Porta-Kunais nivel 7, Porta-Utensilios nivel 7.


[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#2
Mi recuperación no fue lenta, en apenas una hora desde el incidente y la despedida de Darak ya podía caminar y moverme sin ningún problema. Era imposible quitar de mis pensamientos todas y cada una de las cosas que habían ocurrido, así como la vergüenza que me había supuesto para mi País mi derrota. No solo había fallado mi misión de proteger a la aldea, sino que mi debilidad me habría llevado a las fauces del lobo, metafóricamente, si no hubiese sido porque Darak estaba ahí. La sola imagen de verme inconsciente, siendo rehén no consentido de las tropas de Sunagakure, era una vergüenza que me pesaba cada segundo que pasaba. Había peleado contra una aldea por la que días antes era capaz de caminar y hablarme con sus residentes, lo había hecho negándome a quedarme de brazos cruzados viendo cómo mis compatriotas caían en batalla, y no había servido para nada. La vida de muchas personas se había perdido en ese indeseable incidente que trascendió en una sanguinaria guerra, donde yo misma podía haber perdido la vida.

Me quedé exhausta mirando hacia el horizonte, donde el mar rompía sus olas con furia. Una gran venda cubría mi cara desde el mentón hasta la cabeza, justo donde se había realizado el corte. Aunque mi mente trataba de ajustar mi ansia de venganza, en lo que se centraban mis pensamientos era en la vergüenza que me daría no solo mirar a los ojos al Mizukage, sino a mi alumno Makoto, y a mi sensei Kazuki. Era momento más que suficiente de dejar de lado esa pantomima en la que intentaba convencerme a mí misma de una paz que no existía, de un mundo donde se podría inculcar valores de paz como habían defendido nuestros legendarios antecesores años atrás. Era momento de pasar de página, escuchar esas voces que me pedían cambio y me colocaban en la realidad, dejar de ser esa pieza frágil y charlatana a ser de verdad una ninja defensora de su País, pero más aún, de sus seres queridos. Y Darak entraba en esa ecuación, algo que ya había vivido completamente en mis carnes durante el enfrentamiento. Era momento de ponerle punto final a mis dudas y a la falta de confianza.

Pensé en la larga explicación que tendría que darle a Hojiro por lo ocurrido, que no se basaba en nada más lejos de perder una batalla, fruto de mi debilidad. En mi pesaría una deshonra que tendría que limpiar, algo que priorizaba por encima de muchas otras cosas banales, de menor importancia. Pero era momento de dar sepultura a los caídos, de darles descanso eterno y honrar sus muertes. Nuestra estancia en Torishima se alargó hasta que se realizó ese tradicional "ritual" donde quemábamos los cuerpos de los caídos. 

El brillo de mis ojos se había apagado, quizás era esa llama de inocencia que mantenía mis infantiles sueños e ideales vivos, pero de cualquier manera el gélido viento del Oeste había consumido por completo lo que quedaba de ello. Como repetía frecuentemente en mi cabeza, eran tiempos de cambios, de reformar los muros que había creado desde que nací, de cambiar la decoración interior y exterior, y crear un ser nuevo capaz de enfrentarse a las circunstancias sin flaquear. Siempre había seguido lo que dictaba el corazón, muchas veces colocándome en una situación desventajada, y era momento de pararse a pensar las cosas, hacer uso de la razón antes de saltar impulsivamente de cabeza a una piscina vacía. 

Ni siquiera tenía lágrimas en mis ojos para derramarlas por los muertos. La pena me invadía con fuerza, pero mis sentimientos estaban desordenados, como si hubiese perdido el control. Ayudé todo lo que me permitieron en la preparación y ejecución de los actos en Torishima, y me embarqué con el resto de compañeros una vez me aseguré de que Makoto y Fenrir estaban vivos. Definitivamente... El brillo de mis ojos se había apagado, al menos temporalmente.

Cuando llegué, bajé del barco, hice una reverencia formal y caminé a pasos desacompasados por el puerto dirección a casa. Takeshi esperaba en una esquina, oculto, él no había podido acudir a la guerra por motivo de una misión que le mantuvo lejos, sin posibilidad de volver a tiempo. Pero para ese momento se hallaba en casa, con las noticias de que su hija había partido a una guerra donde todo es impredecible, con el corazón congelado al pensar en la posible pérdida de su ahora única hija, igual que con Hiroshi muchos años atrás. Cuando me vio salió de la oscuridad para colocarse en frente de mi y brindarme una mirada de preocupación. Un cruce de miradas fue suficiente para transmitirle todo lo que estaba ocurriendo, como un libro abierto. Él también pudo comprender que eran momentos de cambio, me acarició el rostro por la zona de la venda, justo antes de que emprendiese de nuevo mi camino, sin musitar ni una sola palabra. Me siguió a mi lado, y nos perdimos por la muchedumbre conforme avanzábamos a la zona interior.

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Fuerza:
80
Resistencia:
80
Velocidad:
80
Agilidad:
80
Destreza:
80
Presencia:
80
Inteligencia:
80
Control de chakra:
80

Vida: 480 Chakra: 560 Estamina: 620

Chaleco ninja, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Ninjato, Ninjato, Cuchillas de chakra, Katana, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Tanto, Tanto.

Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#3
El grueso de las fuerzas de autodefensa organizó funerales para los caídos y se echaron a la mar de vuelta a Kiri, todavía de luto por sus compañeros de guerra que no tuvieron la suerte de volver a pisar los barcos. Un silencio reinaba en cubierta que solo era estropeado por el oleaje rompiendo en la quilla.

Makoto no dijo una palabra y no dejó de mirar el horizonte hasta que pisó el puerto. Por su parte, su misión no había acabado. Desatendiendo los consejos de los médicos y de Chuichi de ir al hospital. Makoto salió rápidamente en dirección al edificio del Mizukage.

No fue solo hasta que alguien le atendió para recoger las marionetas de había obtenido de la kunoichi de Suna y que le dejaron un escritorio para elaborar un informe extenso de lo que había hecho durante la confrontación: Infiltrarse tras las líneas enemigas, comprometer el campamento principal del enemigo y su pelea a muerte, dónde obtuvo las marionetas. Sufrir una herida que lo alejó del conflicto y la incapacidad de no poder entrar de nuevo hasta que todo había terminado con la intervención de los kages.

Makoto no se guardó nada y detalló desde la cantidad de bajas que había contado en el arrozal, el cómo organizado el terreno de la isla que estaba en manos de Suna, la cantidad de soldados que había conseguido ver apostados en distintas zonas durante su recorrido y en qué le pareció que estaba centrándose el campamento. Añadió incluso las partes textuales que recordaba de las conversaciones que acontecían cerca de él.

También escribió sobre los detalles para prender fuego a la zona del enemigo, él como se había visto forzado a "cumplir" una orden para no comprometer su disfraz, que a su vez le había llevado a ser objetivo de las sospechas de aquella mujer y como había procedido en un intento de asesinato que aunque no funcionó, le dio la ventaja en la pelea. Como escapó al mar pues el fuego les estaba cercando y como regresó al templo pensando en informar pero se encontró todo en ruinas.

Que remató a un ninja de Suna inconsciente debido a la rabia, que quería correr al frente pero que su subordinado Chuichi, de manera inteligente, no se lo permitió y le forzó a ser atendido en el campamento de la zona de desembarco. Absolutamente todo lo que había pasado por los ojos y oídos de Makoto, así como por su mente, fue condensado en ese informe. Entonces, junto con las marionetas, fue entregado a los profesionales del edificio administrativo para que comenzaran con su investigación.

Solo entonces, siendo ya altas horas de la noche, Makoto se permitió ir al hospital en cuya entrada, al mencionar sobre sus heridas y poder finalmente bajar la guardia y relajarse, cayó inconsciente.

Estadísticas e inventario

Nivel: 6
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
50
Resistencia:
50
Velocidad:
50
Agilidad:
50
Destreza:
49
Presencia:
50
Inteligencia:
50
Control de chakra:
50

Vida: 300 Chakra: 350 Estamina: 387

Bo, Chaleco ninja, Ninjato, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Ninjato, Tanto, Tanto, Katana, Cuchillas de chakra, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4.

Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#4
Despertaba a ratos mientras estábamos en el barco, me había perdido de todo lo que había sucedido y que sino es por la amabilidad de la médico que me trató y que me explicó todo lo que había pasado, hubiese estado fuera de contexto y seguro habría metido la pata con mis comentarios hiriendo a más de alguien, así que me sirvió para ser cauto al momento de emitir cualquier comentario, aunque en realidad, no hablé nada en todo el viaje.

La enfermera me explicó primero que había caído en manos de Suna y que gracias a un intercambio que se hizo entre rehenes de las diferentes aldeas pude ser intercambiado. También me explicó que la cantidad de heridos de ambos lados y de víctimas era muy grande, más de lo que había pensado, lo cual lamenté mucho por esas pequeñas llamas de vida que se habían apagado, con cuan pequeña chispa se enciende tan enorme bosque, en ese momento recordé a mi compañera, solté algunas lágrimas amargas por la pequeña y luego de recomponerme para hablar, llamé a la enfermera preguntando por las víctimas diciendo ¿Qué hicieron con los cuerpos? a lo que ella respondió que habían sido incinerados durante la madrugada y mañana de ese mismo día, de modo que se quedaron en la isla. Tras escuchar su explicación, le agradecí y me quedé mirando el techo de la enfermería, con la vista perdida en los recuerdos y en intentar entender qué había pasado, aunque lo sabía, mi cuerpo no aguantó tal cantidad de chakra de un golpe provocando una reacción adversa haciendo que me desmayara y no despertara hasta que el chakra fuera estabilizado nuevamente dentro de mi.

Tras el paso de las horas, ví a Gaia que se había asomado por la puerta de la enfermería, pero no vi a la Gaia que conocía, era totalmente distinta. Nuestras miradas se cruzaron por menos de un segundo, pero más que suficiente como para que sintiera que una espada me atravezaba de lado a lado, no podía respirar, su mirada fría y sin sentimientos, vacía como el desierto y fría como el clima de las islas del Agua. Luego de eso, dio media vuelta y se fue de allí, dejándome un sentimiento de inutilidad debido a que en ese momento recordé que había fallado mi misión.

Tras llegar, y luego de desembarcarnos, me dirigí obedientemente al hospital para terminar mi recuperación, y luego de eso poder volver a casa. A mi llegada al hospital, el despistado de mi tío ni siquiera notó que había llegado ya que estaba fisgoneando con una de las enfermeras acerca de algunos vecinos de la aldea. Luego de entrar a la sala de recuperación pude dormir un poco más, autocontrolando mis propias emociones con el objetivo de que mi recuperación fuera rápida, pudiendo dormir y recuperarme.

Estadísticas e inventario

Nivel: 7
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
70
Resistencia:
70
Velocidad:
60
Agilidad:
60
Destreza:
61
Presencia:
60
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 420 Chakra: 480 Estamina: 510

Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3.

[Imagen: BannerSlashJouSibeck600x400.png]
[Imagen: KIRINR.png]
Narro // Pienso // Hablo

Gracias Yuki

[Imagen: fenrir.png]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)