¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
El origen de las cosas
#1
La luz proyectada de una lámpara inundaba toda la habitación. El sonido del papel moviéndose de un lado a otra era todo lo que se lograba apreciar en la quietud de la noche ¿Quién era aquél individuo que se desvelaba todas las noches desde hacía casi dos semanas? ¿Por qué lo hacía? ¿Qué era lo que buscaba entre tantos libros viejos?

Toda la habitación se veía salpicada por pequeñas rumas de libros con viejos empastes. Algunos de estos eran vistos, con finas letras e ilustraciones bastante estilizadas; mientras que en otros se notaba un trabajo no tan prolijo. A pesar de todo esto, el ávido lector que había reunido todos estos libros creía fielmente en que no hay que juzgar a un libro por su portada.

Si bien, toda la habitación era un caos con los libros, la mayor parte del desastre se encontraba en la mesa de escritorio. Esta se encontraba atiborrada de libros algo antiguos, los típicos libros que no mucha gente lee por ser grandes y tener las páginas algo gastadas por el paso del tiempo; sin embargo, la información que contenían era de vital importancia, o es lo que parecía.

Desde tiempos inmemorables que tal vez se remontaban a épocas en las que el mundo ninja no tenía la forma con la que ahora se le conoce y las personas solían vivir en tribus o clanes dependiendo de su afinidad, hay algo que siempre ha estado presente; cada grupo ha tenido que adaptarse a su entorno. Aquellos de tez clara eran más aptos para vivir en lugares fríos, inhóspitos, donde las temperaturas bajaban a puntos que muchos seres vivos no soportarían. Mientras que por otro lado estaban aquellos que tenían que soportar las inclemencias del sol en aquellos páramos desolados y de tierras ardientes, en donde difícilmente a alguien le gustaría encontrarse indefenso.

La luz proyectada de una lámpara inundaba toda la habitación. El sonido del papel moviéndose de un lado a otra era todo lo que se lograba apreciar en la quietud de la noche ¿Quién era aquél individuo que se desvelaba todas las noches desde hacía casi dos semanas? ¿Por qué lo hacía? ¿Qué era lo que buscaba entre tantos libros viejos?
Toda la habitación se veía salpicada por pequeñas rumas de libros con viejos empastes. Algunos de estos eran vistos, con finas letras e ilustraciones bastante estilizadas; mientras que en otros se notaba un trabajo no tan prolijo. A pesar de todo esto, el ávido lector que había reunido todos estos libros creía fielmente en que no hay que juzgar a un libro por su portada.

Si bien, toda la habitación era un caos con los libros, la mayor parte del desastre se encontraba en la mesa de escritorio. Esta se encontraba atiborrada de libros algo antiguos, los típicos libros que no mucha gente lee por ser grandes y tener las páginas algo gastadas por el paso del tiempo; sin embargo, la información que contenían era de vital importancia, o es lo que parecía.

Desde tiempos inmemorables que tal vez se remontaban a épocas en las que el mundo ninja no tenía la forma con la que ahora se le conoce y las personas solían vivir en tribus o clanes dependiendo de su afinidad, hay algo que siempre ha estado presente; cada grupo ha tenido que adaptarse a su entorno. Aquellos de tez clara eran más aptos para vivir en lugares fríos, inhóspitos, donde las temperaturas bajaban a puntos que muchos seres vivos no soportarían. Mientras que por otro lado estaban aquellos que tenían que soportar las inclemencias del sol en aquellos páramos desolados y de tierras ardientes, en donde difícilmente a alguien le gustaría encontrarse indefenso.

Estadísticas e inventario

Nivel: 4
Fuerza:
30
Resistencia:
30
Velocidad:
30
Agilidad:
30
Destreza:
30
Presencia:
30
Inteligencia:
34
Control de chakra:
34

Vida: 180 Chakra: 234 Estamina: 233

Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Bo.


Narro // Hablo // Pienso
[Imagen: firma_hei.png]


[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#2
Esta era la historia que cantaban varios de los libros en la desordenada habitación…

“[…]En los frondosos bosques dentro de un terreno que probablemente luego sería conocido como País del Fuego, se asentó un grupo de personas a las cuales les gustaba estar en contacto con la naturaleza. Las razones de que escogieran este terreno son tan inexactas como diversas, algunos afirmaban que se trataba debido a el difícil acceso que tenía dicha zona; mientras que otros mencionaban que se debía a que, para su estilo de vida, el contacto con la naturaleza era fundamental.

Al comienzo solo se trataba de unos pocos los que conformaban este grupo humano, sin embargo, como era de esperarse, con el paso del tiempo el grupo comenzaba a aumentar cada vez más y más debido a lo pacífico que solían ser los bosques de aquella zona. No muchas personas se adentraban en los bosques debido a los peligros que estos acarreaban, y menos en épocas en donde los grupos humanos aún solían ser inestables con relación a los extraños que cruzaban sus tierras.

Fue en estas circunstancias que se empezó a gestar el nacimiento de uno de lo que luego sería conocido como un clan de la alea de Hoja. ¿Qué los llevó a juntarse? ¿Intereses o similitudes natas? Algunos libros suelen afirmar que se trató de un acuerdo a fin de poder mantener la zona segura, pero en este texto nos centraremos en mencionar algunas de las semejanzas que tuvieron dichos individuos en sus días.

1. Los estudios que se han realizado nos pueden dar una idea de eran personas con un gran ingenio y con capacidad para poder adaptarse a las circunstancias de su entorno. Esto se ve reafirmado debido al simple hecho de que el entrar a un bosque lleno de frondosa vegetación, no es sin duda de las formas más seguras de protegerse, debido a que es un lugar desde el cual uno puede ser asediado o atacado desde muchos puntos ciegos.

A pesar de todo esto, la gente que luego pasaría a ser considerada como el clan Nara supo cómo adaptarse al bosque y hacerlo su hogar. Muchas veces el ingenio de unos era la inspiración de otros y esto fomentaba que los lazos de grupo comenzaron a gestarse dentro de los primeros pobladores del bosque del País del Fuego […]


2. La afinidad que presentaban con el entorno fue digna de admiración en los primeros días de este naciente clan, así como en los días que este libro fue escrito. Los miembros Nara mostraban un carácter por lo general bastante pausado y tranquilo (tener en cuenta que no era un regla el que todos fueran así, sólo se encontró que la mayoría de ellos compartía este rasgo), lo que le permitía estar en armonía con el bosque y todas las criaturas que este albergaba, de forma que el contacto con la naturaleza y la importancia casi religiosa que esta adquiría en el centro del pueblo, sin lugar a duda, marcó una diferencia en los primeros miembros del clan.

De entro todos los animales que habitaban el bosque, el que adquirió un status de criatura a la cual adorar o con relevancia más elevada que el resto; fue sin duda el ciervo. El encanto que causó entre los primeros miembros de este clan fue tanto que inclusive inspiraría en varias técnicas o movimientos de lucha propios del estilo de los Nara, […]

3. Los conocimientos en cuanto a Jutsus, en esa época eran escasos, las poblaciones solían enfrentarse más en combates donde primaba lo físico y las estrategias. Aun así, los Nara preferían seguir dentro de los confines de su bosque y evitar conflictos que no fueran completamente necesarios.

Según los informes más antiguos que se pudo evaluar al momento de escribir estas líneas, cuando llegaron los conocimientos de como poder usar el poder latente que residía en sus cuerpos, se descubrió que tenían gran afinidad con el Inton (Liberación de Yin) o como se conocería más tarde, elemento Yin […] La mayoría de técnicas que fueron creadas por el clan en sus inicios, se trataba de inmovilizar a sus rivales mediante el uso de sombras. Esto resultó de la inspiración en su entorno, tanto en las formas que se dibujaban de las astas de los ciervos, como en las raíces y ramas de los árboles que los rodeaban.

Narro // Hablo // Pienso
[Imagen: firma_hei.png]


[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#3
- Así que Yin ¿eh? – murmuró cerrando el libro que tenía delante de él mientras se ponía de pie para estirar un poco

La penumbra se había apoderado de toda la habitación. El pequeño foco que antes iluminaba ahora solo esperaba lo suficiente como para poder enfriarse y descansar hasta la siguiente noche en donde sea utilizado. La persona que antes había estado leyendo en el escritorio, ahora había dejado caer su humanidad sobre el sofá de la habitación y aguardaba a que el sueño llegara hasta él sin ningún Baku de por medio, ya que lo que más anhelaba en ese momento era poder descansar algo después de tanto leer. Las ganas de dormir iban expandiéndose rápidamente y doblegaban cada vez más a la mente del joven que seguía divagando en todas las cosas que había aprendido hasta ese momento. ¿Qué mundo de posibilidades le abría el ser afín al elemento Yin? ¿Dónde podría encontrar textos de técnicas antiguas en donde pudiera ver cómo era usado en la antigüedad? Si bien la mayoría de los datos que había leído eran ya conocidos debido a las enseñanzas recibidas por parte del clan, era la primera vez que leía algo sobre el uso del Inton y la predisposición que al parecer tenían los Nara.
 
 
 

Narro // Hablo // Pienso
[Imagen: firma_hei.png]


[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#4
El sol del día siguiente ya había caído y la noche empezaba a asomar, creando así el marco perfecto para que el joven leyente volviera internarse nuevamente en la habitación, de regreso a sumergirse entre tinta y hojas viejas. El día de hoy un par de nuevos libros eran añadidos al desorden generalizado. Se trataba de algunos libros que presentaban un poco más a detalle el tema de la liberación de Yin en cuanto a su uso en técnicas.

Veamos qué es lo sé es capaz de hacer – dijo entusiasmado acomodándose en la silla

“[…]El elemento Yin es aquél que es regido por la imaginación al tratarse de energía espiritual, es decir que es capaz de crear múltiples materializaciones debido al chakra especial que se maneja. No se puede hablar del elemento Yin sin mencionar al elemento Yan, el cual vendría a ser la contraparte de lo antes mencionar, ya se basa en la energía física y es capaz de afectar elementos ya existentes para poder modificarlos. […]

[…]la mayoría de Genjutsus son meramente creados con la manipulación del Inton, ya que como se mencionó anteriormente, este elemento es capaz de crear lo que dicte la imaginación; mientras que el uso del Yan permite jutsus como los médicos al estar más basados en modificar algo que ya existe y solo intentar alterar su comportamiento o forma. […]"

Narro // Hablo // Pienso
[Imagen: firma_hei.png]


[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder
#5
¿Así que los Genjutsus eran un punto fuerte dentro de la gente del clan? ¿A que se rfería el libro con "energía espiritual"?

Un par de semanas paaron entre libros y lecturas. La información a la que podria acceder el joven investigador, era sumamente limitada al no tener altos rangos o contactos necesarios para poder recavar en libros más importantes y que pocas veces estaban disponibles al público en general.

- ¿Cuanta gente será capaz de poder utilizar el Inton? - mientras se tumbaba en el sofá - ¿Que forma podrás darle a sus creaciones?

Demasidas preguntas que no podían ser conestadas se juntaban en su cabeza impidiendo que pueda conciliar el sueño de forma automática, era más como que tenía que esperar a que su cerebro colapsara debido a la falta de sueño. Todo lo que había podido aprender en estas semanas, era sin duda más motivación por el joven para poder salir de la aldea. Sentía que explorar el mundo en busca de lugares con otras culturas, información y demás; podría darle esa sensación de conocimiento que tanto buscaba.

Narro // Hablo // Pienso
[Imagen: firma_hei.png]


[Imagen: dsvhRKu.png]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)