¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
La niebla resiste [Finalización del 2º Examen Jounin]
#1
A lo largo de toda la avenida principal de Kirigakure se habían colocado estandartes cada 3 metros. Estandartes que representaban a los clanes que habían combatido en la guerra y otros representaban al país del agua, todos ellos con sus respectivos Kanjis, y sus colores, antaño más claros, se habían oscurecido para aquella ocasión. Al final de aquella pasarela de estandartes llegaba hasta la Plaza Central y desembocaba un escenario, con el estandarte de los Mizukages con una banda negra en señal de luto por los caídos. Hojiro Hoshigaki, el Mizukage, se encontraba solo en aquel escenario, con una mesa con varios objetos ceremoniales detrás suya. Objetos que las multitudes no podrían ver muy bien. Todo ello a la sombra del cilíndrico edificio del Mizukage y alineado con el adorno circular del edificio que representaba el idegrama kanji para “Agua”.

 Entre las multitudes, el consejo de la aldea había tenido a bien dividir a los ciudadanos de a pie y a aquellos que no habían participado en la guerra de los que si lo habían hecho y de los familiares de los caídos en la misma. Así pues, los caídos de los familiares eran los que se encontraban más cerca del Mizukage, seguidos por los combatientes en la guerra, y luego tras una barrera, los habitantes y los ninjas que no habían participado en la guerra.

 Quedaba media hora para el inicio del memorial, pero las multitudes estaban comenzando a llegar y a colocarse en sus lugares correspondientes. El Mizukage, ya en posición, estaba de pie observando a la multitud, con un gesto tenso pero sereno, y en su mano derecha sostenía un cuerno y llegaba el gorro oficial de kage puesto, como mandaba el protocolo en estos casos formales.

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Maestría: Kenjutsu
Fuerza:
70
Resistencia:
70
Velocidad:
74
Agilidad:
70
Destreza:
70
Presencia:
70
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 420 Chakra: 490 Estamina: 549

Chaleco ninja, Katana, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Utensilios nivel 5, Porta-Kunais nivel 5, Porta-Kunais nivel 7, Porta-Utensilios nivel 7.


[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#2
Cuando Makoto despertó en el hospital fue llamado a participar en evento que tendría lugar unas horas después. Sintiéndose más ligero de lo que recordaba en un tiempo, aunque todavía cansado, se dirigió a la avenida principal. Vendas recorrían su hombro derecho y desde el brazo hasta el cuello por lo que eran difíciles de esconder ya que Makoto siempre llevaba el cuello descubierto.

En la avenida pudo ver los decorados, el escenario y la bandera negra que los presidía a todos. Vio al Mizuakge, con el que había tenido la oportunidad de familiarizare antes de la guerra subido al escenario, a la espera de que se llenara el aforo. El Yuki le dirigió una reverencia discreta desde la lejanía, que, por otra parte, probablemente no vería. Se colocó en su posición, al frente de las tropas rasas y detrás de los rangos superiores. Había actuado como capitán en la guerra, por lo que tenía a poca gente delante. Entre esas personas estaría Gaia aunque no parecía haber llegado todavía. Era la primera vez que se vería con ella después de la guerra.

Por otro lado estaba Fenrir. Makoto aún no sabía que destino le había deparado la guerra, pero esperaba poder verle entre los ninjas que iban apareciendo. Poco a poco el lugar se fue llenando mientras los minutos pasaban.

Estadísticas e inventario

Nivel: 6
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
50
Resistencia:
50
Velocidad:
50
Agilidad:
50
Destreza:
49
Presencia:
50
Inteligencia:
50
Control de chakra:
50

Vida: 300 Chakra: 350 Estamina: 387

Bo, Chaleco ninja, Ninjato, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Ninjato, Tanto, Tanto, Katana, Cuchillas de chakra, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4.

Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#3
Después de llegar a casa y tomarme una tila que apenas cabía en mi estómago, me adecenté, me cambié la ropa y me dirigí hacia la avenida principal. Mi vestimenta era negra, unas botas, pantalón bombacho y chaqueta totalmente negras con adornos azul marino a fin de llevar luto por los caídos. Había tomado primeros y no tan primeros auxilios en el barco, unos puntos improvisados pero de buena mano de obra que fueron suficientes para cerrar por completo la herida y así evitar seguir perdiendo sangre. Fue muy doloroso que me cosieran en esa zona, pero no había más remedio. Una nueva venda blanca cubría la zona afectada, contrastando con la vestimenta oscura que llevaba.

Llegué hasta la plaza Central, observando los estandartes que habían colocados como motivo de la reunión que se iba a llevar a cabo unos minutos después. La gente comenzaba a aparecer de entre todas las calles, juntándonse en la parte central, unos tras las vallas y otros delante. Cuando llegué al núcleo del lugar, miré el escenario, y vi una figura bien conocida por todo el mundo: Hojiro Hoshigaki, el Mizukage. Como muestra de respeto habitual en mi, hice una reverencia hacia todos los allí presentes y una más calmada hacia el líder de la aldea, y me coloqué en la zona designada. Había sido comandante temporal de aquella guerra, por lo que mi puesto estaba en una de las partes más delanteras de la segunda sección, en los que habíamos peleado en la guerra.

Mantuve mi vista por el lugar, buscando alguna cara conocida como la de Makoto o Fenrir, dispuesta a saludarles. No parecía encontrarles, algo normal debido a la cantidad de personas que estaban allí, el gentío dificultaba un poco ésta posibilidad. Me coloqué entre varias personas de la zona, y miré hacia atrás. Con un gesto de sorpresa me encontré a Makoto, que parecía encabezar el grupo de capitanes de equipo, y yo estar en la parte final de la de comandantes - Me alegro de verte - mis palabras salieron tras una diminuta sonrisa, y puse mi mano sobre su cabeza, desordenándole el pelo un poco con cariño. No le había visto "en condiciones" desde que les había designado una misión a cada uno de los presentes en la Isla Torishima, solamente de pasada antes de zarpar, y poder saber que estábamos en casa ambos me reconfortaba. No tenía muchas palabras para decir, posiblemente porque aún estaba en shock y me faltaban fuerzas para ello, por lo que esperé algún comentario del chico mientras todo aquello daba comienzo.

Estadísticas e inventario

Nivel: 8
Especialización: Taijutsu
Todos sus ataques cuerpo a cuerpo reciben una bonificación de 5 puntos de daño, y sus técnicas de Taijutsu requieren 5 puntos menos de estamina.
Fuerza:
80
Resistencia:
80
Velocidad:
80
Agilidad:
80
Destreza:
80
Presencia:
80
Inteligencia:
80
Control de chakra:
80

Vida: 480 Chakra: 560 Estamina: 620

Chaleco ninja, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Ninjato, Ninjato, Cuchillas de chakra, Katana, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Kunais nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Porta-Utensilios nivel 4, Tanto, Tanto.

Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#4
El personal médico me había despertado con urgencia, ya que el Kyuudaime Mizukage, Hojiro Hoshigaki, había organizado un evento que se iba a realizar en la aldea y debían estar presente todos aquellos que no estuvieran impedidos por motívos médicos allí, así que llamé a Kouta para que me trajera un traje desde casa y este fue a buscarlo. Rato más tarde llegó con las manos vacías diciendo que no había encontrado nada adecuado, así que muy a su modo, fue a conseguirse uno. Luego de unos minutos llegó con un traje bastante adecuado, y que de hecho al probármelo me quedaba muy bien, a la talla, así que me levanté y fui camino a la avenida principal.

Al acercarme cada vez más a la plaza, veía más y más gente, hasta llegar donde un ninja que me ayudó a encontrar dónde tenía que colocarme. Luego de estar en mi puesto, miré discretamente hacia los costados, buscando a alguno de mis compañeros, al menos sabía que Gaia estaba "bien", pero a Makoto no lo había visto, así que estaba preocupado por él. Al frente, a varios metros estaba un escenario, donde estaba el Hojiro, sosteniendo un cuerno con su mano derecha, aunque no podía ver bien desde esa distancia su rostro, tapado en parte por la sombra del gorro de Mizukage, sabía que su rostro reflejaría seriedad debido a la situación.

Estadísticas e inventario

Nivel: 7
Especialización: Ninjutsu
Todos los Ninjutsus, tanto elementales como no elementales reciben una bonificación de 10 puntos de daño. La velocidad de los sellos del ninja especialista en Ninjutsu son un nivel superior.
Fuerza:
70
Resistencia:
70
Velocidad:
60
Agilidad:
60
Destreza:
61
Presencia:
60
Inteligencia:
70
Control de chakra:
70

Vida: 420 Chakra: 480 Estamina: 510

Porta-Utensilios nivel 3, Porta-Kunais nivel 3, Píldora soldado, Píldora soldado, Píldora soldado, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3.

[Imagen: BannerSlashJouSibeck600x400.png]
[Imagen: KIRINR.png]
Narro // Pienso // Hablo

Gracias Yuki

[Imagen: fenrir.png]
 Responder
#5
Makoto se alegró bastante de ver a Gaia, pero al mismo tiempo se aterrorizó cuando ojeó su rostro. Aunque sabía que estaba viva en aquel momento entre los brazos de aquel hombre de Suna, no había podido mirarla a la cara por lo que no sabía lo que quiera que fuera lo que le cubría el vendaje, aunque se lo imaginaba. "Bastardos hijos de puta... Por mi toda Suna puede pudrirse en el olvido y largarse directos al infierno por esto." Pensó el Yuki. Aunque no dejó que esos pensamientos se dibujaran en su rostro. Makoto sonrió a Gaia sin molestarse lo más mínimo por su cabello.

Yo también me alegro de que estés a salvo. –Contestó, mientras llevaba su propia mano hacia el rostro de su maestra, preocupado por su herida. Aunque pensándolo mejor tocar el rostro a una mujer quizá era algo impropio, por lo que el joven terminó posando su mano en el hombro de ella. –Tuve un miedo terrible cuándo te vi en brazos de aquel ninja de Suna. –Makoto sabía que no era el mejor momento para preguntar, pero tenía que confirmar sus sospechas. Al menos para no guardar rencor a esa persona en particular. –¿Quién es él?

Mientras seguían su conversación que sería tan o tan poco privada como Gaia deseara, pudo ver a Fenrir. Makoto dejó caer un suspiro de alivio al saber por fin que estaba vivo. La seguridad de sus amigos había sido la principal preocupación del joven desde que había asegurado su propia vida al escapar del bosque en llamas en Torishima.
Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#6
Ver la sonrisa de Makoto me alegró. Después de todo lo que pudieron ver mis ojos, que no había nada de felicidad, ni una sola mueca de bienestar por la gravedad de la guerra como era obvio, era algo que seguía reconfortándome, esos primeros indicios de que todo estaba acabando, dejando un punto y aparte, aunque no punto y final.

Sus palabras me hicieron recordar parte de la conversación que tuvieron Darak y Makoto cuando aún estaba confusa, medio inconsciente, sin haber podido reaccionar. Era un momento duro, poco a poco lo estaba perdiendo todo, ya no solo la reputación en Kirigakure sino el respeto de algunos, y sentía que era el momento de decirlo. Makoto tenía que saber la verdad, no podía seguir escondiendo algo tan grave que iba a llevarme a la perdición, por lo que agaché la cabeza un momento, intentando mantener la sonrisa como una máscara que escondía lo que de verdad sentía: tristeza - Él es... - levanté la mirada para volver a dejarla en los ojos de Makoto, con una expresión cansada, como si me hubiesen dado una paliza y no pudiese mantenerme en pie - Es aquella persona de la que os hablé a Fenrir y a tí en la fiesta... - y tras ello, me hundí en los pensamientos negativos, en los que sentía que de un momento a otro Makoto se decepcionaría de su maestra. Ni siquiera tenía fuerzas para decirle que si había salido viva era por él, aunque todo había surgido por ninjas de su aldea.

Al igual que Makoto, aproveché esa posible disonancia para girar mi cabeza y observar a Fenrir a un lado. Le sonreí a él también, sin poder mutar mi rostro. Parecía que al menos ellos habían acabado bien, y eso era muy importante para mí.
Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#7
Detrás de la barrera me encontraba, esperando las palabras del Mizukage tras aquella guerra sin sentido iniciada por Suna. Al igual que otros de otros actos habría optado por directamente no acudir, el hecho de haber tratado el Mizukage con padre tenía toda mi atención. Sobresalía de entre la multitud, pudiendo observar todo con claridad, siempre en un lateral, intentando pasar "desapercibido", pese a que la envergadura de mi cuerpo dificultase la tarea, cruzado de brazos y con la espalda apoyada ligeramente en uno de los pocos árboles que decoraban la plazoleta.

Pude observar los tristes y afligidos semblantes de los shinobis que participaron en la batalla, escuché los llantos de las familias que habían perdido a un ser querido. Me sentí identificado con ellos, de una u otra manera, mas no muté mi rostro. Todos salimos adelante de los momentos duros de la vida, yo ya lo pasé, en éste caso les tocaba a ellos, y posiblemente, ni para ellos ni para mí, no sería la última vez que deberíamos sobreponernos al aciago destino, salvo que en la próxima ocasión, si volvía a ser obra de otra aldea una guerra sin sentido, no cejaría en mi empeño de hacérselo pagar.

Estadísticas e inventario

Nivel: 3
Fuerza:
20
Resistencia:
20
Velocidad:
18
Agilidad:
18
Destreza:
20
Presencia:
18
Inteligencia:
18
Control de chakra:
20

Vida: 120 Chakra: 132 Estamina: 149

Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3.

 Responder
#8
Aunque Makoto ya lo sospechaba, escucharlo de los labios de Gaia le hizo caer en la realización de lo tremendamente irónica que era la situación. Si no hubiera sido por el tipo de situación en la que se encontraban, hace ya tiempo que hubiera roto en carcajadas, puede que incluso hubiera rodado por el suelo.

¿¡Qué!? Dijo Makoto llevándose una mano al estómago y con otra tapando su boca, tratando de disimular lo máximo posible, lográndolo bastante bien, por cierto. ¿Ese hombre era tu querido? ¿Tu amorcito? Continuó el joven, no había ninguna traza de prejuicio ni de condena en sus palabras. Solo la burla de un amigo cuando se descubre al novio secreto, tratando de avergonzarla un poco.

Realmente no era algo que le importara a Makoto, cada uno era libre de amar a quien quisiera. Que aquel hombre fuera un soldado de una nación enemiga no le hacía malvado. Solo era una coincidencia tremendamente desafortunada. Makoto cambió el gesto rápidamente a una sonrisa amable cuando Fenrir se acercó. No sabía hasta qué punto quería Gaia mantener el secreto así que sutilmente cambió de tema.

Pensé que estabas muerto, Fenrir. No sabes lo que me has preocupado.
Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#9
En un momento, mientras estaba mirando, a lo lejos pude ver el rosa cabello de Gaia, así que supe de inmediato dónde ir. Mientras me acercaba iba pensando Rayos, no tengo ni idea de lo que le diré a la capitana... creo que podría partir diciendo lo siento... pero a medida de que logré acercarme y cuando me encontraba a aproximadamente a un metro de ellos, detrás de un ninja que estaba en medio de ellos y yo. Luego, pedí permiso al ninja que se encontraba para pasar y saludar a Makoto diciendo en tono bajo pero amigable Hola amigo esbozando una pequeña sonrisa, para luego darme vuelta hacia la capitana y hacer una reverencia con la cabeza mirando al suelo y decir Comandante hacer una pausa y luego de levantar la mirada para verla y darme cuenta de que tenía un vendaje que recorría de arriba a abajo su rostro, entonces pensar ¿cómo no ví ese vendaje en el barco? estaba tan mal que ignoré completamente eso... Gaia... este, emm, hola y sonreir nerviosamente, para luego decir algo menos atinado veo que ambos sobrevivieron, que bueno y luego de mirar a ambos lados, a ambos ninjas decir aunque parece que terminaron peor que yo y sonreir otra vez. Luego de eso pregunté ¿alguno sabe qué rayos hacemos aquí? y esperar sus respuestas mientras estaba ahí parado en la fila detrás de Gaia y Makoto.
[Imagen: BannerSlashJouSibeck600x400.png]
[Imagen: KIRINR.png]
Narro // Pienso // Hablo

Gracias Yuki

[Imagen: fenrir.png]
 Responder
#10
La reacción de Makoto me causó mucha sorpresa, lo que hizo que le mirase con los ojos un poco más abiertos. Lo que parecía echarse a reir y tomárselo de una manera aparentemente mejor de lo que creía no entraba dentro de mis pesimistas planes, y no supe muy bien cómo responder. En parte estaba picada por la manera en la que lo preguntaba, muy habitual en mí cuando se metían conmigo o me vacilaban, pero por otra estaba tranquila al ver que, de nuevo aparentemente, parecía no ir más lejos y demacrarse en una decepción. Me crucé de brazos y levanté una ceja, mientras apretaba los morros enfurruñada - Pero bueno, ¿qué te hace tanta gracia? - golpeaba la planta del pie contra el suelo, molesta, mientras soltaba aire con fuerza por la nariz. Poco después relajé la posición y sonreí, mostrando que lo había encajado bien.

Justo en ese momento Fenrir llegó y nos saludó. En primera instancia me incomodó un poco que me llamase comandante, no estaba equivocado, pero con la deshonra que sentía se veía extraño para mi, sobre todo al verle tan serio con la reverencia - No hace falta ser tan formal, me alegra ver que estás bien - dije, en esa pausa que hizo hasta que volvió a hablar. Pensé por un instante en que no solo había heridas físicas de esa batalla, sino también psicológicas, y me aventuré a comentarlo - Bueno, también hay otras heridas que no se ven, seguro que hay mucha gente peor - dije con voz suave y el gesto un poco más serio, intentando quitarle importancia a nuestro estado físico. El tempo de la conversación cambió para mi beneficio cuando Fenrir preguntó sobre qué hacíamos allí, sabiendo darle una respuesta general muy poco clarificadora - En lo poco que sé, estamos reunidos con motivo de la guerra, quizás para continuar con la sepultura en Kirigakure - sospeché, por la obviedad de los acontecimientos, sin temor a equivocarme.
Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#11
Si te sorprenden mis heridas, deberías haber visto como terminó el contrincante. –Dijo Makoto en un tono bromista, sin alzar demasiado la voz pues era impropio bromear con los muertos, ya fueran de este o del otro bando. Además, después del trabajo de los médicos, su herida era una tontería, fácil de ocultar y cuando cicatrizara completamente no tendría ningún problema en el movimiento, tampoco sentiría algún tipo de molestia. –La verdad es que yo tampoco sé qué hacemos aquí. Después del desembarco acudí al edificio del Mizukage para cumplimentar mi informe y entregar unas marionetas que me llevé del enemigo. Terminé a altas horas de la noche y cuando fui al hospital caí inconsciente, supongo que, debido al cansancio, o tal vez por mi propia debilidad. En cuanto he despertado he recibido la orden de venir aquí así que no he tenido tiempo de averiguar el motivo de esta reunión. Apuesto a que dentro de poco lo sabremos de manos de Hojiro-sama.

Más que su propia herida, lo que le preocupaba al muchacho era la herida de su maestra. Normalmente es una marca de honor para un hombre portar cicatrices en su cuerpo, pero para las mujeres, en general, es un tema delicado. Más aún si es en el rostro. El simple uso de una venda indicaba que Gaia tendría un corte profundo. Makoto se preocupaba de que Gaia podría sentirse incomoda consigo misma a cusa de eso. Lo cual le hacía sentir mucho desagrado hacia los ninjas de Suna. Él nunca preguntaría, pero si en algún momento llegaba a descubrir quién le había causado tal herida a su maestra. Esa persona podía darse por muerta, de lo contrario, el único muerto sería el propio Makoto en su intento de obtener venganza.

¿Cómo te sientes Shishö? Esa herida parece dolorosa. –Preguntó el discípulo, con la mayor cantidad de tacto que le permitía la pregunta directa. Era obvio que no preguntaba por el tipo físico de dolor.
Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#12
La conversación de aquel grupo de ninjas, y la de todos los asistentes se vio interrumpida por el sonido de un cuerno. Más largo de lo normal, y con una nota lúgubre. El sonido procedía del escenario del Mizukage y era una llamada al silencio seguida del sonido de la estática del micrófono.

 — ¡Ciudadanos de Kirigakure! ¡Representates del Daimyo del País del Agua! ¡Hermanos ninjas! — comenzó el Mizukage — Muchos de aquí estamos reunidos para honrar la memoria de los caídos en esta guerra que ha acontecido en nuestras tierras. Fuimos invadidos por el País del Viento, esa fue su forma de disculpa ante los ataques en la Fortaleza de Shoseki. Pero no manchemos la memoria de nuestros caídos hablando de nuestros enemigos. Hablemos de ellos, y como lucharon y dieron lo más importante por el honor de nuestra aldea. Que su sacrificio inspire a las generaciones venideras, y que su heroica luz guíe a los seres queridos que aquí dejaron.

 Hubo unos minutos de silencio, y todo el público pudo ver como el Kage realizaba sellos y una llamarada se alzaba a los cielos, luego dividiéndose en otras más pequeñas que iban cayendo en una estructura en forma de cuenco en la parte superior de los estandartes. Ahora en lo alto de los estandartes, una pequeña llama brillaba, tenue, pero fuerte, y bailaba junto con la niebla.

 —La niebla nunca nos asustó, nos escogió como sus hijos, por eso nuestra voluntad brilla incluso en la oscuridad, como la llama de nuestros camaradas caídos.

 El Kage extendió las manos y a los pocos segundos, en la azotea del edificio del Mizukage se encendió una gran llama en un pebetero, una métafora a la pira funeraria que hubo en la isla de Torishima.

 — Que su luz inspire a todos nosotros, sean genin, Chuunin, Jounin, ANBU, ciudadanos o al mismísimo Kage. Y ahora tengamos unos minutos de silencio en respeto por todos ellos.

[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#13
La pregunta de Makoto me sacó de un pequeño ensimismamiento. Aún tenía parte de mi mente encerrada en la Isla Torishima, mientras trataba de organizar mis pensamientos como libros en estanterías y a su vez intentar escuchar a ambos shinobis mientras hablaban. Me llevé la mano a la venda, no me olvidaba de la herida causada por ese miembro de Sunagakure, pues podía sentir el dolor constante, aunque progresivamente más tenue.

Justo cuando fui a responderle un cuerno sonó a mis espaldas, que venía desde el escenario. Levanté la mano como indicando que le respondería más tarde, y me giré para contemplar al Mizukage y atender a sus palabras. Pensar en los caídos me daba tristeza, muchos aquellos de los que habían muerto eran vecinos, amigos, gente con la que había "levantado" Kirigakure mano a mano después de todo lo acaecido en la guerra anterior, y ahora habían perdido sus vidas, y sus familiares les lloraban. Así era en los dos bandos, tanto los ninjas del Agua como los de la Arena podrían llorar las muertes innecesarias.

Puse la mano en mi pecho, orgullosa por Kirigakure. Intenté evadir todos mis pensamientos sobre la deshonra, recordando mi lealtad y mi amor por la patria, cuya llama se había avivado mucho más. La guerra solo había servido para darme cuenta de qué debo cambiar que es malo, y de todo lo bueno. Observé el gesto de encender las antorchas con seriedad.

Cuando se encendió la llama, bajé la cabeza para realizar ese minuto de silencio. Era un momento de meditar, un momento de darse cuenta de lo que uno no puede ver cuando está sobreprotegido o no encuentra la perspectiva adecuada para ver la vida, como era yo. Estaba dispuesta a recuperar la reputación que había perdido, había luchado toda mi vida por ser fuerte y defender tanto a la aldea como a mis seres queridos, y no iba a ceder jamás. Lágrimas de emoción salieron desde mis ojos, empapando un poco la venda, que cesaron antes de terminar el minuto de silencio.
Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#14
En cuanto escuchó el cuerno la mirada de Makoto se hizo solemne y escuchó atentamente lo que decía el Kage. Mientras las llamas se encendían, paradójicamente, Makoto se sintió afortunado. Afortunado de no estar entre aquellos que lloraban porque habían perdido a un ser querido. Se dijo a sí mismo una y otra vez que no debía olvidar jamás el sacrificio de su compañeros caídos porque gracias a ellos la guerra no había llegado a sus puertas.

Nunca sería capaz de pagar en vida la deuda que había adquirido con ellos, así que la única manera que tenía de devolver el favor era seguir peleando para proteger a las personas que habían quedado desamparadas. Defenderles hasta su último aliento era la obligación y el orgullo de Makoto Yuki.
Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#15
Estaba feliz de encontrar a mis amigos, pero entonces, mientras aún conversábamos el sonido del gran cuerno de Hojiro nos interrumpió, un sonido lúgubre que recordaba un poco la situación que suponíamos nos convocaba. Miré hacia donde se encontraba el Mizukage y entonces puse atención en silencio, razonando para mis adentros mientras las palabras del discurso atravezaban mi corazón, como pequeños fierros punzantes, haciendo más y más dolorosa la situación. Había quedado detrás de los chicos, así que no me avergonzaría si brotaban algunas lágrimas, que de hecho así fue, ya que un par de gotas de lágrima rodaron por mi rostro en un par de ocaciones, mientras razonaba durante los minutos en que toda la aldea se detuvo.

Hojiro levantó una llamarada al cielo y de ella brotaron unas pequeñas llamas de fuego que se posaron encima de los estandartes apostados a ambos lados de la avenida principal, dando una iluminación tenue lo que inspiraba una sensación de recogimiento y emociones muy profundas. Tras el largo silencio, el Mizukage volvió a pronunciar algunas palabras, diciendo "La niebla nunca nos asustó, nos escogió como sus hijos, por eso nuestra voluntad brilla incluso en la oscuridad, como la llama de nuestros camaradas caídos." y entonces, extendió sus brazos y una gran llama se encendió en la parte más alta del edificio del Mizukage, llamas que seguro se verían desde cada rincón de la aldea. Acto seguido, Hojiro dijo "Que su luz inspire a todos nosotros, sean genin, Chuunin, Jounin, ANBU, ciudadanos o al mismísimo Kage. Y ahora tengamos unos minutos de silencio en respeto por todos ellos" entonces comenzó un nuevo silencio, que se extendió aún más que el primero, haciendo que los recuerdos de los caídos.

Mientras la aldea estaba en total silencio mi mente se mantuvo ocupada La verdad es que me perdí de gran parte de la guerra, sin embargo sí pude ver cómo la vida de una compañera se apagaba frente a mi, la cual estimó que mi vida era más importante que la mía por alguna extraña razón, y yo, yo soy un insensible, siquiera logro recordar su nombre, simplemente no lo recuerdo, ¿qué clase de monstruo insensible soy, que siquiera recuerdo el nombre de mi compañera caída para llevar flores a su tumba y poder llevar consuelo a su familia, testificando acerca de su valentía y entrega por la aldea? creo que no me intereso mucho por la gente, en general, soy egocéntrico. Me importa mi propia integridad y nada más, debo cambiar... Ese será mi objetivo, cambiar eso será el legado que ha dejado mi compañera en mí, poder superarme y lograr superarme. 
[Imagen: BannerSlashJouSibeck600x400.png]
[Imagen: KIRINR.png]
Narro // Pienso // Hablo

Gracias Yuki

[Imagen: fenrir.png]
 Responder
#16
No era muy dado a presentar mis respetos, pero ante el alarde y la metafórica llama en pos de un futuro mejor, luminoso en el que nuestros compatriotas no cayesen en una absurda guerra acaecida por la arrogancia de un diligente despiadado llevando la guerra a quienes castigaron a un criminal.

Durante el minuto de silencio no pude más que abandonar mi posición descansada y mantenerme firme, con los pies juntos, la zurda a la espalda y el puño derecho en el pecho, como forma de exteriorizar a nivel militar, como shinobi de la aldea, mis respetos por los caídos en combate. Que la niebla guíe sus pasos en el más allá.
 Responder
#17
El pebetero en lo alto del edificio del Kage seguía ardiendo, y lo seguiría haciendo hasta que se le acabará el combustible, lo cual estaba planeando para el amanecer del día siguiente. El tiempo para el silencio pasó y fue el Mizukage, si no se tenían en cuenta los graznidos de las gaviotas. El Mizukage inició una ronda de aplausos que pronto se extendió al resto de los habitantes.

 —Ellos no querrían que dejaramos de luchar. Es por ello que ahora vamos a honrar a los vivos, a aquellos que lucharon en nuestra guerra, y para los cuales, he decidido honrarles, a aquellos que mostraron un extraordinario honor, uno mayor que su rango.

 El Mizukage comenzó a nombrar una lista de combatientes para que fueran subiendo al estrado, y con la espada ceremonial de la aldea, en manos del Mizukage, todos los que iban subiendo al escenario central debían jurar ante la espada. Acto seguido debían colocarse al límite del escenario, encarando al resto de los asistentes a la reunión. De pronto, Gaia Misuto y Makoto Yuki fueron llamados a subir al escenario, allí deberían seguir el protocolo que habían seguido el resto de los llamados.

[Imagen: jjJHwG9.png]
[Imagen: 5vBlbtR.png]
Narro/Hablo/Pienso
 Responder
#18
Cuando escuchó su propio nombre Makoto quedó aturdido unos segundos, pero solo eso, sin más, caminó hacia el escenario. Cuando llegó frente al Mizukage clavó una rodilla en el suelo y frente a la mirada de todo el mundo dijo.

¡Juro por mi honor seguir peleando por Kirigakure hasta el fin de mis días y no olvidar nunca el sacrificio de los que ya no nos acompañan! –Exclamó el joven. –También juro seguir cumpliendo con la voluntad de la niebla como he he venido haciendo hasta ahora, sin flaquear. Mizukage-sama, como me pidió, he vuelto de la guerra para devovlerle esto. –La última parte fue algo que solo Hojiro pudo escuchar.

Makoto entonces desabrochó la funda de su cinto y le ofreció a Hojiro la katana que él días antes le había ofrecido a Makoto. Después de esto, se puso en pie y se fue a esperar con el resto de ninjas en el borde del escenario hasta nueva orden. Probablemente todavía quedaba algún tipo de reconocimiento o palabras por mencionar.
Narro - Hablo - Pienso
[Imagen: KIRINR.png]
 Responder
#19
Miré hacia el cielo cuando Hojiro habló de los participantes en la batalla, y cerré los ojos. Éramos muchos los que habíamos acudido a esa terrible guerra y ahora nos colocábamos delante del escenario para rendir culto a los muertos, celebrar que podíamos disfrutar de nuestra vida por conseguir sobrevivir y evitar que todas esas muertes ocasionadas fueran en vano.

Observé cómo Hojiro iba nombrando a cada persona, los cuales iban subiendo y se centraban en dar juramento. Tarde o temprano me tocaría a mí, muchas veces si veía que algo de ese estilo se aproximaba quería anticiparme y preparar las palabras, para medirlas y decir algo contundente y correcto en pos de evitar meter la pata. Sin embargo en ese momento quería que todo fluyese, que hablase desde el corazón y dejase de buscar maneras de decorar todo lo que sentía sobre el tema a tratar. Mi nombre sonó al cabo de un rato, por lo que bajé la cabeza hasta mirar a Hojiro, y me dirigí hacia el escenario. Metafóricamente hablando podía sentir cómo el deshonor pesaba, haciendo mi caminar más cargado conforme me iba acercando hacia el Mizukage. Mi rostro era serio, al igual que en Torishima la llama de mis ojos se había apagado, pero aún mantenía la dignidad de enfrentarme a lo que se me viniese encima.

Tras un diminuto suspiro bajé la cabeza, me arrodillé y coloqué mi puño a la altura de mi corazón - Tal y como prometí hace muchos años, juro por todo mi ser que seré fiel y lucharé con mi vida por Kirigakure, por su protección y por su gloria - mis palabras salían con cariño desde mi boca, quizás un poco disonante de cómo lo hacía el resto. Sin embargo, solamente era una muestra de que todo aquello salía desde el fondo de mi corazón - Y prometo servir a la nación y cumplir sus designios con toda mi fuerza y determinación - terminé, cogiendo la bandana que me había dado Hojiro días atrás, y tendiéndosela - Gracias, como prometí, te la devuelvo - susurré, de manera que sólo el pudo escuchar.

Había muchas cosas que quería decirle al Hoshigaki, pero no era el momento. Me levanté al terminar y me coloqué en el sitio pertinente, de cara al resto de los allí presentes que estaban bajo el escenario. Visulmbré un sombrero de paja muy reconocible, Takeshi esperaba por la zona clavando su mirada en mí.
Narro - Hablo - Pienso

[Imagen: KIRINR.png]
[Imagen: tumblr_p5ab5rWxFe1wjwuvdo1_r1_540.gif]
 

Darak <3

[Imagen: IMG-20180317-WA0000.jpg]
 Responder
#20
Me sorprendí mucho cuando nombraron a mis compañeros y amigos, Gaia y Makoto, sin embargo mi nombre no fue pronunciado en ningun momento, lo que me dió a entender que había fallado rotúndamente en mi misión y no merecía ninguna mención. Inevitablemente pensé en lo que podría haber hecho Que rabia, si tan solo hubiese sido más decidido en ese momento, si me hubiese importado menos la vida de mi enemigo, si no valorara tanto las cuestiones valóricas... No sería el mismo... simplemente no sería Fenrir Kaguya. me quedé mirando el suelo por un instante, pero luego levanté la vista y pensé nuevmente Igual estoy feliz porque dos de mis amigos no solo salieron ile... vivos de esta situación, sino que además iban a recibir seguramente un encómio por parte del mismísimo Mizukage por su valentía y entrega en la guerra. En ese momento sonreí, y cuando me di cuenta, tanto Gaia como Makoto ya habían subido al escenario.

Esperé a ver qué iba a suceder ahora que todos estaban ya en sus puestos, espectante, aunque me había quedado bastante solo en ese momento, no había nadie parado ni a la derecha, ni a mi izquierda, al frente tampoco y no podía ver si detrás había alguien, pero me concentré en ver lo que sucedería y no en mí mismo.
[Imagen: BannerSlashJouSibeck600x400.png]
[Imagen: KIRINR.png]
Narro // Pienso // Hablo

Gracias Yuki

[Imagen: fenrir.png]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)