¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
La primera prueba
#1
Kyniska estaba en pie, firme, como el resto de los alumnos de la academia, por fin había llegado el día de la ultima prueba, en la que los instructores evaluarían el progreso y la determinación de los estudiantes, sabia que era un proceso difícil de superar y mucho mas desde que el ingreso en la academia se había vuelto obligatorio para todos los jóvenes de diez años, el curso académico se había endurecido, pasando a ser una formación integral, que combinaba la escuela de formación integral y la de las artes Shinobi.

Uno de los instructores dio un paso al frente, se trataba de la tutora de formación integral – Como bien sabéis todos, uno de los objetivos de Nueva Iwa es tener una fuerza militar realmente preparada, no todos vosotros formareis parte del Escudo de la Nación, pero estaréis capacitados para defenderos a vosotros y a vuestras familias, ademas, los que forméis parte del Escudo tendréis suficientes conocimientos prácticos para mantener una vida estable, con un trabajo adecuado, si en algún momento os retiráis del servicio activo, En Nueva Iwa aprendemos de los errores del pasado, para no volver a cometerlos, ahora repetir nuestro lema conmigo jóvenes - Todos los alumnos, se llevaron la mano al pecho, entonando el lema de la aldea, el cual les había mantenido tras la destrucción del país de la Tierra en la Gran Guerra

- La roca se mantiene, firme, estoica, mirando hacia el futuro, sin olvidar el pasado, nuestra nación prevalecerá, frente a las adversidades, unidos, juntos por el bien común de la aldea, somos una comunidad, cualquier decisión tomada por el Consejo es tomada por el bien de todos, el cual es mas importante que nuestras ambiciones individuales, la unidad hace la fuerza y para avanzar necesitamos esa fuerza, para proteger a los nuestros y solo a los nuestros -

Todos los jóvenes se mantuvieron firmes, la nueva filosofía de la aldea les mantenía unidos, para mantener el bien común y la unidad dentro de la propia aldea, el país de la Tierra fue prácticamente destruido durante la guerra, esto unido a la escasez de recursos les obligo a sacrificarse mas de lo normal por eso adoptaron esta nueva filosofía, para motivar a los aldeanos y fragmentar a los pocos habitantes y Shinobis que quedaron con vida.

Estadísticas e inventario

Nivel: 2
Fuerza:
10
Resistencia:
20
Velocidad:
20
Agilidad:
10
Destreza:
10
Presencia:
19
Inteligencia:
20
Control de chakra:
20

Vida: 100 Chakra: 139 Estamina: 123

No hay objetos en el inventario.

 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#2
Tras el himno inaugural de los exámenes les condujeron a una sala, en la cual se encontraban unos pequeños pupitres, con lo que parecía ser unas cuantas hojas en blanco, se trataba del examen de aptitudes laborables y vida cotidiana, un básico para cualquier habitante de la aldea, que incluiría seguramente las normas de la aldea, matemáticas avanzadas, conocimientos de excavación y construcción, mantenimiento mecánico, cultivos…

Los alumnos se sentaron, sacar una nota elevada en esta prueba era fundamental, dado que se requería al menos un siete para poder continuar con el resto de actividades, parecía bastante largo, pero estaba claro que era por ofrecer una formación integral a todos los habitantes y que en caso de emergencia, por ejemplo, un Shinobi fuera capaz de realizar una reparación básica en uno de los trenes, o que un de los trabajadores de las granjas hidroponicas pudiera realizar un soporte para evitar que una de las galerías se colapsara a causa de un temblor, en Nueva Iwa había por el momento pocos habitantes, la versatilidad de conocimientos ofrecida en la academia les daba suficientes recursos para ser un ciudadano eficaz y competente en casi todos los aspectos del estilo de vida que tenían.

Tras un par de horas por fin acabaron el examen, seguidamente fueron al comedor comunitario para recobrar energías con un ligero almuerzo a base de tubérculos y pescado de los manantiales subterráneos de la aldea, la prueba que estaba por llegar les exigiría mucho esfuerzo físico y los instructores querían que estuvieran preparados.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#3
La comida era casi exactamente igual que la de los comedores comunitarios, solo que con un poco mas de proteínas para que los jóvenes crecieran mas fuertes y sanos, todos parecían concentrados, la tensión era mas que evidente, graduarse como un Shinobi de Nueva Iwa otorgaba ciertos privilegios con respecto al resto del pueblo, aunque las responsabilidades también eran mucho mas acuciantes, pero sin duda alguna era un Honor

- Bueno, la primera parte esta superada, toca lo difícil, el control de chakra, realizar correctamente las técnicas básicas, el dominio elemental, caminar sobre el agua y superficies verticales, pruebas de destreza, agilidad, fuerza y puntería, rastreo y para los que formamos parte de alguna linea de sangre el control básico de nuestros poderes, tengo que esforzarme mucho en las pruebas, gracias a los esfuerzos realizados en los últimos dos años de academia estoy segura de que mi media es superior al resto de mis compañeros, bueno salvo en fuerza, pero no me puedo confiar, un fallo a estas alturas seria una deshonra y me condenaría a una vida alejada del mundo Shinobi -

Kyniska continuo comiendo, absorta en sus pensamientos, como el resto de sus compañeros, de fondo se escuchaba el reloj del comedor, el continuo movimiento de las agujas indicaba que se acercaba la hora, tras terminar el plato se limpio suavemente la cara, colocándose bien el mecho de pelo de su frente, después se levanto para limpiar la bandeja y dejarla junto a las demás, varios alumnos ya habían terminado también, se dirigían rápidamente a las salas de practicas, donde serian evaluados, de las técnicas básicas de Shinobi.

Se dirigió a su sala de pruebas, la correspondía la sala ocho, el segundo turno, fue la primera en llegar, se sentó pacientemente, otra chica puso a su lado, pocos segundos después llegaron dos chicos, nada mas sonar la campana uno de los dos paso, los exámenes habían comenzado...
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#4
Cada prueba duraba aproximadamente media hora, todos los alumnos sabían que aunque fallaran en alguna técnica el examen seguiría, dado que se realizaba un computo global de las calificaciones, por lo que suspender algo no significaba tener una mala puntuación general, si era cierto que en caso de fallar alguna técnica de Shinobi se dispondría de una segunda oportunidad si la nota fuera lo suficientemente alta como para que el implicado pudiera seleccionar la plaza correspondiente.

Los minutos pasaban, los otros dos alumnos parecían inquietos, Kyniska sin embargo, estaba cada vez mas tranquila, por fin llego su turno, el otro alumno salio, con el rostro lleno de preocupación, Kyniska paso tranquilamente, vio a un Shinobi, de al menos un metro noventa, esbelto, con el pelo castaño y desordenado, su expresión era seria, la joven trago saliva antes de ponerse en la marca , la caliza voz del examinador lleno la sala, así como el corazón de la joven Kunoichi

- Puedes empezar, ya sabes el orden de la prueba, es el mismo que se os entrego en el formulario C -

Kyniska asintió, mientras la observaba, les habían dado 10 ordenes diferentes, en las que variaban el orden de las técnicas, una forma simple de ver si eran capaces de retener ordenes básicas, comenzó a hacer sellos, la primera técnica fue el Henge no Jutsu, tomando el aspecto de la persona seleccionada en el formulario C, lo mantuvo los tres minutos indicados, después se acerco a la mesa para coger la cuerda, anudandosela en las manos, como la habían enseñado para simular que estaba retenida, después el instructor la termino de atar, realizo el Nawakune no Jutsu sin problemas, la cuerda cayo al suelo, entonces asintió, la habitación se torno de color oscuro, junto sus manos y realizo el Kai, volviendo todo a la normalidad.

Tomo un respiro y se acerco a la pared, extendió su capa de bolsillo y realizo el Kakuremino no Jutsu, paso el minuto, retiro la capa y se volvió a colocar en la marca, tras haber cogido un pequeño cuenco de madera, realizo el sello, segundos después el instructor lanzo un Kunay, el cual impacto contra la silueta de la joven que rápidamente dejo aparecer el cuenco, volvió a colocarse en la marca, quedaba una de las pruebas mas difíciles, realizo los sellos y aparecieron junto a ella tres copias exactas, el Bunshin no Jutsu le salio a la perfección, lo llevaba ensayando mucho tiempo para poder sacar mas de dos copias, como les exigían en la academia

El examinador asintió, tras tomar la ultima nota – Puedes proceder con la segunda parte del examen, esta sera el formulario J -
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#5
Kyniska asintió, la segunda parte del examen se encontraba en otras instalaciones, recordaba perfectamente donde se encontraba, el tiempo para ir era bastante justo, por suerte para ella, los túneles de comunicación construidos por el clan Iburi por toda la aldea le serian muy útiles, tenia que ir a una de las galerías exteriores, salio tranquilamente de la sala de la prueba, cerrando la puerta tras de si, con una expresión seria, los dos alumnos que quedaban también estaban serios, no intercambiaron palabras, manteniendo el paso firme salio al pasillo, tenia diez minutos para llegar al punto donde continuaría la prueba.

- Bueno, tengo cinco minutos para llegar, se que por el túnel Iburi tardare unos tres minutos, menos mal que probé todas las rutas para optimizar los recorridos, tanto a pie como en forma de humo, es lo básico si quieres aprobar el examen y ser uno de los privilegiados que acceden a las plazas de Shinobi -

Acelero un poco el paso, esperaba que los profesores no hubieran tapado los túneles de comunicación, podría ser parte de la prueba, ya que ahora estaba seguramente midiendo la capacidad de reacción y la velocidad de los alumnos para llegar de un punto a otro, la joven visualizo el conducto, parecía estar sin ningún tipo de intervención, realizo sellos rápidamente, su cuerpo se volvió mas liviano, noto como sus extremidades comenzaban a flotar y a deformarse, todo su cuerpo se fundía lentamente, difuminándose en una masa oscura, una vez transformada en humo se acerco al conducto, introduciéndose por el, comenzó a recorrerlo a toda velocidad, el camino estaba mas que claro en su cabeza y lo recorrió sin problemas.

Tras unos minutos salio sin problemas, muy cerca de la laguna subterránea donde debía realizar la prueba, volvió a tomar su forma física, lo primero que tomo forma fue su tatuaje, haciendo que el resto del cuerpo ardiera al volverse solido aun, la joven se coloco la capucha, miro todo su atuendo para ver si estaba todo impecable, tras comprobarlo salio corriendo, tenia aun tiempo para llegar, tras unos segundos llego a la cueva, la instructora paro el reloj cuando la Kunoichi llego a la marca, la instructora se acerco a Kyniska, poniéndose en una marca cercana.

- Ya sabes el procedimiento del examen, sigue el orden establecido -

Kyniska asintió, se fijo en las dianas, el agua y la pared de roca, tenia claro el orden del examen por lo que no dudo, la segunda prueba había comenzado y estaba dispuesta a dar todo de su parte para acabar con una calificación de A o S.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#6
Esta era la parte mas complicada del examen, debía de realizar varias tareas a la vez, las cuales pondrían a prueba todas sus capacidades, salvo las técnicas de linea de sangre ya que dado que no todos los alumnos poseían un linaje y este debía de ser evaluado por un experto, hacia que los estudiantes como Kyniska tuvieran que pasar una prueba adicional, pero ahora tenia que concentrarse en la prueba que tenia delante.

La joven corrió hacia el agua, lo primero que tenia que hacer era concentrar su chakra en los pies para poder caminar sobre la superficie cristalina del lago, de esta manera el Suimen Hokou no Gyou era probado mientras realizaba otras acciones, concretamente dar a tres dianas, las cuales tenían unos cristales delante, para que tuviera que usar hilos metálicos y chakra para lograr una curvatura para poder dar en la diana, mientras corría saco sus utensilios de su portaobjetos, ato rápidamente los Shuriken al hilo metálico, mientras los lanzaba canalizo Chakra por el metal, para poder curvar la trayectoria de los mismos, con el Ayatsuito no Jutsu, escucho como los tres Shuriken se clavaban en la madera, justo cando casi llegaba a la pared de roca, respiro profundamente antes de dar el salto, cortando por un segundo la proyección de chakra de sus pies para cambiar ligeramente la frecuencia, el Kinobori no Waza se distinguía del Suimen Hokou no Gyou en el paso del solido al liquido, por eso debía de realizar un cambio en la fluctuación, saco nuevamente cinco Shuriken, esta vez sin atarlos ni nada, dado que era la prueba de puntería en movimiento, los fue lanzando uno a uno, según aparecían las dianas, escucho uno a uno como se clavaban los Shuriken, cerro los ojos un segundo antes de llegar al techo, mientras realizaba sellos, justo al acabar la secuencia dio un pequeño salto, haciendo un mortal hacia atrás, había localizado previamente la plataforma a la que debía de ir para finalizar la prueba y gracias a ese ligero impulso y a la técnica del Shunshin no Jutsu llego hasta el centro de la plataforma, seguido de la examinadora, en la plataforma concentro energía en su puño, para golpear al muñeco de entrenamiento con el Gouken Ryuu, esta salio disparado unos ocho metros, cayendo al vació, por fin había terminado, dio un ligero salto hacia la pared, canalizando de nuevo su chakra en los pies, para poder fijarse a la pared y bajar de nuevo hasta la marca.

- Puedes retirarte, si debes realizar el examen de Kekkei Genkai puedes dirigirte a la zona asignada -

Kyniska asintió, después abandono la sala mientras escuchaba como la instructora escribía en el cuaderno de evaluación, ahora le quedaba una de las partes mas difíciles del examen, el manejo de su linea de sangre, seguido del elemento.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#7
Nada mas salir de la sala de la prueba se estiro ligeramente, no notaba cansancio, pero sus músculos palpitaban, notaba la adrenalina aun corría por sus venas, tenia otra vez poco tiempo para llegar a la tercera sala, donde se realizaban las pruebas de elemento y de linea de sangre, no quedaba muy lejos, se apresuro para llegar a su destino, esta vez decidió no usar los túneles de los Iburi, debía mostrar su versatilidad, estaba claro que cuantas mas armas mostrara dentro de la prueba, mas opciones tendría de obtener una buena puntuación.

- Estoy segura de que al menos habrá un examinador en los caminos, para ver como nos desenvolvemos, todo el día es una prueba para ver como nos desenvolvemos, seguramente ahora cuando llegue a la sala de la ultima prueba, dirán que debo dirigirme a otro sitio, o puede que las calles estén cortadas, así verán nuestra capacidad de adaptación y de resolver las dificultades que se plantean dentro de las misiones -

Recorrido las calles rápidamente, su destino estaba cerca de la comisaria de policía de la aldea, tras unos minutos por fin llego, el área parecía despejada, no había rastro de mas alumnos, por lo que sus sentidos se agudizaron, tal como suponía al llegar a la marca del examen encontró un papel en blanco, seguramente pondría la localización real de la prueba, recordó que había muchas formas de descifrar un mensaje oculto, pero ella contaba con una de las mas eficaces si el mensaje se había escrito con algún tipo de tinta, cogió una gran cantidad de aire con sus pulmones, para después exhalar una bocanada de humo, este penetro en el papel, debido al calor del cuerpo de la Kunoichi, dibujando unas letras, con un trazo delicado, donde se encontraba la dirección a la que tenia que acudir, guardo el papel en su mano, para poder arrojarlo a uno de los candiles para destruir las ordenes que había recibido, como dictaba el protocolo de la aldea.

- Sabia que el examen tendría alguna artimaña de este estilo, debo dirigirme al exterior de la aldea, la forma mas rápida de salir es por el túnel de evacuación, pero claro sonarían las alarmas de la aldea, así que debo de buscar otra forma de salir rápido sin causar un problema para los ciudadanos, así que usare uno de los conductos de evacuación Iburi que esta cerca del área a la que me debo dirigir -

Corrió hacia su objetivo, canalizo su chakra por el conducto, para romper el seguro impuesto por el clan, después, realizo sellos rápidamente, su cuerpo se difumino en una masa oscura, la cual se introdujo por el conducto de evacuación, para salir al exterior, a escasa distancia del punto de examen.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#8
Corrió como alma que llevaba el diablo, sabia que el tiempo era fundamental, la luz del sol la cegaba, estaba acostumbrada a salir al exterior, era parte de los entrenamientos, dado que rara vez realizaría misiones bajo tierra o en cuevas, todos los niños debían acostumbrarse al sol desde bien pequeños, por fin llego a la marca, otro examinador la esperaba, lo reconoció enseguida, era uno de los sacerdotes del Clan Iburi, había participado en la ceremonia de Atadura Terrenal que realizo la joven años atrás, noto que un escalofrió recorría su tatuaje, era una técnica salvaje que llevaba al limite a aquellos que poseían la habilidad del Humo, pero era necesario para poder usarla sin tener que preocuparse de volver al plano físico sin un miembro o incluso fallecer al materializarse.

Kyniska se coloco en la marca, el sacerdote miro el reloj de arena y apunto el resultado, su expresión no vario lo mas mínimo, pero Kyniska pudo ver que quedaba mas de la mitad de la arena en la parte superior del reloj, lo cual hacia que se sintiera mas segura de si misma, aun así quedaba lo duro, sabia que estaba enfrente de uno de los mayores expertos del clan, no podía cometer el mínimo fallo si quería cumplir sus sueño de graduarse como una Genin

- Empezaremos con las técnicas elementales, la dejo libre elección para mostrar lo que crea conveniente, aunque siendo hija de un minero espero grandes habilidades viniendo se usted, jovencita -

Kyniska asintió, seguramente estaría al corriente del elemento que manejaba, dado que en la escuela les separaban en ciertos momentos según su elemento, para que expertos en la materia les aconsejaran, realizo sellos rápidamente, concentrando su chakra, milésimas de segundo después de finalizar coloco su mano en el suelo – Gaia No Kenshin – una grieta surgió de su mano dirigiéndose a un muñeco de entrenamiento, mientras una roca de tres metros salia del suelo, destrozando el muñeco, la joven volvió a realizar sellos, esta vez para realizar el Chika Tababito, fundiéndose con el suelo, se desplazo entre la roca, a una velocidad constante, para aparecer a veinte metros de distancia.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#9
El sacerdote tomo nota, en la pequeña libreta que tenia, quedaba la prueba mas difícil para la joven, impresionar a un maestro del Humo usando las técnicas mas básicas del clan, el control sobre el mismo era complicado, teniendo en cuenta que hasta cumplir los doce años no eran sometidos a la ceremonia de Fijación Terrenal, esto sumado a la recuperación del proceso solo les permitía unos escasos seis meses para poder dominar el Humo, dada la situación, la joven entreno duramente los años previos a la ceremonia, para poder dedicar el tiempo restante antes del examen exclusivamente a las técnicas de su linea de sangre.

- Puedes empezar la demostración del uso de tu Kekkei Genkai, sigue el orden establecido por la academia, el procedimiento para ciertas aptitudes ya lo conoces – el sacerdote se acerco, dentro de las técnicas de clan había una en especial que necesitaba a una persona u objeto para poder realizarse, correctamente.

Kyniska se concentro, había estudiado el terreno, viendo la primera marca del recorrido que debía realizar en forma de humo, era una pequeña arandela, de color rojo, colocada en la rama de un árbol, el objetivo de esta prueba era ver el control que poseía sobre el Kerumi no Hneka, que era una de las técnicas básicas del clan, se concentro y su cuerpo se volvió mas ligero, notaba como poco a poco se disolvía en humo, rápidamente se dirigió a la primera anilla, moldeando su cuerpo para adaptarse al camino y poder pasar por el estrecho agujero del aro rojo, en forma de Humo los Iburi podían ver como una persona normal por lo que localizo rápidamente el segundo aro, cerca de una roca, bajo de la rama, dando lo que en forma física se llamaría un salto, para aterrizar en el suelo, deformo su cuerpo para arrastrarse lo mas pegado al suelo que podía, fundiéndose casi con la hierva, trepo por la roca y atravesó el aro, el siguiente estaba a pocos metros, suspendido en el aire a una altura de dos metros, hizo que el humo girara rápidamente para impulsarse y poder pasar por el aro, después volvió a tocar el suelo a dos metros de distancia, localizo en pocos segundos el cuarto aro, este se encontraba a ras del suelo, se movió velozmente en su dirección, paso lentamente por la estrecha abertura, deformando su masa lentamente, una vez paso por completo se giro para localizar el último aro, al verlo se estremeció ligeramente, dándose cuenta de la verdadera dificultad de la prueba, el quito aro estaba en una posición realmente comprometida, que exigirá todo su esfuerzo.

- Maldición esto va a costar mas de lo que esperaba, no me había planteado la situación, debo de concentrarme para poner en practica lo que he aprendido, un fallo podría hacerme mucho daño, pero estoy segura que la mayor parte de la nota del examen se basa en este circulo, sin duda tener que pasar por encima de un rio para demostrar mi control del humo es una gran prueba -

Efectivamente, la quita arandela se encontraba sobre el agua, la masa de humo se acerco a la orilla, debía de ser capaz de controlar su chakra de forma que el Suimen Hokou no Gyou en vez de afectar a sus pies en forma física afectara a la parte inferior del Humo, se concentro y comenzó a avanzar lentamente, se deslizaba como una pequeña serpiente por encima del agua, sin romper la tensión superficial, notaba la aceleración de su corazón, aunque estuviera fundido con todo su cuerpo, se acerco al aro, poco a poco paso por el, girando levemente para volver al punto de partida, seguía tensa, evitando perder la concentración, por fin dejo la liquida superficie del que había sido su peor enemigo hasta la fecha, continuo en forma de Humo hasta llegar a la marca, entonces en pocos segundo volvió a tomar su forma física, la cual volvió a aparecer estando en pie enfrente del sacerdote.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder
#10
La prueba continuaba, Kyniska empezaba a notar los efectos de las pruebas anteriores, sus niveles de Chakra estaban casi agotados, notaba como sus músculos palpitaban, fruto del esfuerzo, puede que pareciera que el examen fuera poca cosa para Shinobis mas entrenados, se encontraba en la marca frente al examinador, quedaba poco para que el examen terminara, pero aun tenia que superar el ultimo escalón, tomo aire tranquilamente, cuando exhalo comenzó a hacer sellos rápidamente, nada mas terminarla tanda de sellos del Kerumi no Jutsu, comenzó a salir Humo oscuro por sus antebrazos, comenzó a es tenderse alrededor suyo, la cúpula de humo ocupaba un radio de diez metros, noto al instructor dentro de ella, casi en el borde, al pertenecer al mismo clan los daños que podía realizar la técnica no le afectaban, dado que al igual que ella las células de sus pulmones estaban acostumbradas a convivir con el Humo.

- Queda la ultima parte de la prueba, puede que la mas difícil, ve al limite de la nube, vamos a poner a prueba tu capacidad con el Kemukan, espero que estés preparada, no puedes usar ningún tipo de técnica, espero que estés preparada -

Kyniska asintió, noto como el sacerdote sacaba algo de su bolsillo, pudo notar que se trataba de cinco Kunay, casi no tubo tiempo de reaccionar al primer lanzamiento, el cual esquivo a duras penas, iba dirigido a su hombro, pasando a escasos centímetros del mismo, por suerte Kyniska se agacho a tiempo, dando segundos después una voltereta a su izquierda para esquivar el segundo Kunay que se clavo milésimas de segundo después en el lugar que ocupaba la joven, sin duda el sacerdote era fuerte y sus lanzamientos eran rápidos y certeros, dio un salto para esquivar el tercer Kunay, mientras estaba en el aire sitio como otro se aproximaba, directamente a su pecho, dio un giro en el aire, arqueando la espalda, el Kunay paso casi rozando su chaleco, cayo al suelo apoyando la mano derecha, para realizar una rápida voltereta, apoyando seguidamente la rodilla izquierda, con la que pivoto para esquivar el ultimo Kunay, dirigido a su pierna derecha.

La prueba había terminado, su nube de Humo se disperso, el sacerdote apunto en la libreta los resultados de la joven, esta se inclino a modo de despedida, el sacerdote la devolvió el saludo, por fin había terminado la prueba de selección de la academia para ella, ahora solo debería esperar a que se publicaran los resultados en tres días, donde estaba fijada la fecha de la graduación y donde podría elegir plaza según las calificaciones de las pruebas que acababan de realizar.
 - Hablo - Pienso - Narrar - 
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)