¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
[Misión] Hinamaru al ataque
#1

El equipo de Hinamaru había avanzado bastante, pero la noche se les había echado encima y tenían que montar campamento y llegar al pueblo Motoyoshi a la mañana siguiente. Todos se encontraban en un pequeño claro en un frondoso bosque, un claro de no más de 10 metros cuadrados, rodeados por vegetación por todos lados y en el que apenas podían ver las estrellas. Montada la tienda de campaña Rinji comenzó de nuevo a dar órdenes, apoyándose sobre un árbol.

¿Es vuestra primera noche fuera de la aldea? ¿Cierto? — dijo mirando con un aire juguetón al resto de su equipo — estoy seguro de que para algunos es la primera vez que dormís fuera de casa, pero veréis que no está tan mal. Pero hay que seguir unas pautas. Itsuki, busca leña, creo que no te costará con tus habilidades, Suzume, encárgate del fuego. Hinamaru, tú puedes descansar ahora, para ti será el primer turno de guardia de esta noche.

Dadas las órdenes cada ninja se fue a realizar su tarea. Para el Senju, encontrar madera fue coser y cantar, simplemente realizó un jutsu de su clan y luego con un taijutsu partió la madera recién creada para crear una buena cantidad de leña que apiló. Suzume miraba ensimismada y con un gesto de enfado, e intentó conversar distendidamente con Hinamaru.

De verdad que no soporto cuando me llama por hija, o hace referencias a nuestra vida familiar, ¿No te parece a ti igual? Míralo ahora, seguro que me está mirando…

Mientras charlaban Suzume realizó un pequeño control de chakra para utilizar fuego, mientras que en el silencio del bosque se escuchó un chasquido metálico, y Hinamru pudo observar como Suzume se giraba directamente hacia su padre, mientras que el joven Senju se mantuvo alerta, esperando cualquier ataque dentro de ese bosque, sin embargo, el silencio se rompió con los gritos de Suzume, que espantaron a varios pájaros que dormían en las copas de los árboles cercanos.

¡PERO POR QUE NOS MANDAS A HACER UN FUEGO SI LLEVAS TU MALDITO MECHERO Y TE HAS ENCENDIDO UN CIGARRILLO CON ÉL!— dijo señalando furiosamente a su padre y capitán del equipo.

Eh, tenéis que aprender a sobrevivir, además creía que alguno de vosotros fumaba también — dijo encogiéndose de hombros, exagerando su fingido desinterés — ¿Queréis? — dijo ofreciendo un cigarrillo. De nuevo, más pájaros salieron volando de sus nidos por culpa del grito de ofuscación de Suzume.
Off: sigue las órdenes de Rinji.

Estadísticas e inventario

Nivel: 1
Fuerza:
0
Resistencia:
0
Velocidad:
0
Agilidad:
0
Destreza:
0
Presencia:
0
Inteligencia:
0
Control de chakra:
0

Vida: 0 Chakra: 0 Estamina: 0

No hay objetos en el inventario.

 Responder
#2
Hinamaru iba todo el camino maravillado por el paisaje y todo el ambiente fuera de la aldea, aunque solmente fuera el bosque. Al estar tanto tiempo en exterior podía empezar a noar los pequeños cambios de la luz que indicaban los diferentes momentos del día. A medida que iban avanzando pensaba como serían los diferentes pueblos fuera de la aldea, moría por algún dia subir de rango y poder salir a viajar por el mundo.

Avanzaron por el camino todo el día sin descanso hasta que oscureció. ~WOW, nunca había visto tantas estrellas en el cielo~ pensó maravillado mientras pasaban por un pequeño camino sin árboles muy altos. Mientras iban por el camino en silencio. Definitivamente se sentía mucho mejor por la actitud de indiferencia que había tomado Rinji hacia su 'situación' en las puertas de la aldea y empezaba a recuperar la confianza en si mismo.

Llegaron a un pequeño claro en el bosque donde entre tantos arboles no era posible seguir viendo las estrellas y empezaron a montar campamento. A los pocos minutos su comandante, el jonin Rinji Nara, empezó a organizar las diferentes labores para completar el campamento. -Si señor- fue su respuesta ante su tarea de montar la primera guardia.

Fue y se sentó en el tronco de un árbol cerca de la tienda y apreció como Itsuki ejecutaba las famosas técnicas del clan Senju para 'recolectar' la madera. Sin embargo su compañera Suzume se mostraba un poco molesta y expresó su razón. Escuchó atentamente sus quejas y realmente sin saber como sentirse al respecto o que decir respondió -¿Has intentado decirle que te molesta?-, preguntó curioso Hinamaru.

Inmediatamente escuchó un chasquido metálico a lo que siguió una expresión de enfado y fuertes gritos hacia Rinji. Hinamaru quedó un poco sorprendido al respecto y aun mas por el aparente desinterés de Rinji en escuchar las quejas de su hija, rechazó la oferta para fumar, y le susurró discretamente -Ya... veo... creo que entiendo a que te refieres-

Estadísticas e inventario

Nivel: 3
Fuerza:
18
Resistencia:
20
Velocidad:
20
Agilidad:
19
Destreza:
20
Presencia:
20
Inteligencia:
20
Control de chakra:
20

Vida: 116 Chakra: 140 Estamina: 151

Porta-Utensilios nivel 2, Porta-Kunais nivel 2, Porta-Kunais nivel 3.

~[Imagen: npSxuzE.png]~ Hablo | Pienso | Narro ~[Imagen: npSxuzE.png]~
[Imagen: dsvhRKu.pngp]
 Responder
#3
Sí, siempre se lo he dicho, pero en el fondo es buena persona — dijo susurrando — es que las chicas del clan Nara solemos tener mucho carácter, pero es que a veces me saca de mis casillas. Pero ya sabes como son los chicos del clan Nara — dijo Suzume suspirando y mirando hacia su padre.

Itsuki seguía mirando al fuego, embobado con el baile de las llamas, como si estuviera viendo la tele, aunque su expresión no había mutado demasiado.

Venga, Hinamaru, vamos, hablemos un poco con él, ¿te parece?

Rinji los miraba apoyado en el árbol, si alguno de los genin lo mirase directamente podría darse cuenta de que miraba a los tres, pese a lo que su apariencia mostraba, con una mirada cariñosa y casi paternal a los tres genin, mientras expulsaba el humo de tabaco que se elevaba hasta las copas de los árboles, cuando se lo fumó, se acercó al fuego y repartió raciones a los ninjas y los cuatro comenzaron a comer. Tras una hora y media de charla, el sueño se apoderó de todos y el turno de guardia de Hinamaru daba comienzo, había comenzado su primera tarea en su primera misión a extramuros de Konoha.
 Responder
#4
Un poco extrañado con las asunciones de Suzume, le respondió discretamente -Comprendo...- a pesar de que no tenía idea de como eran las personas del clan Nara, pues salvo por algunas interacción distante no conocía a ninguno.

Luego accedió a la invitación de la Kunoichi y fueron a hablar con su compañero. -¿Es fascinante, no?..- inició Hinamaru la conversación -La naturaleza...- dijo rápidamente al percatarse de que su mensaje no era lo suficientemente claro. Luego comieron y cuando empezaba a sentirse cansado empezó el momento mas duro de la noche, la guardia.

Miraba a su alredor, estaba de pie cerca de la fogata mirando a su alrededor para no ser sorprendido, sin embargo sabía que no podía quedarse mucho tiempo en esa posición sin sentirse cansado, sin embargo luego de los percanses en las puertas de la aldea tenía que hacer su mejor trabajo así que a pesar de que el sueño le tentaba se mantenía despierto con este estímulo.
~[Imagen: npSxuzE.png]~ Hablo | Pienso | Narro ~[Imagen: npSxuzE.png]~
[Imagen: dsvhRKu.pngp]
 Responder
#5
Sí, lo es — dijo Itsuki con una sonrisa agradecida, su voz iba acorde a su masa muscular, algo desarrollada para un chico de su edad — Los Senju estamos muy acostumbrados a los bosques, me siento realmente como en casa aquí, pero el fuego también representa la voluntad, por eso pienso que tiene algo como hipnótico, ¿No os parece?

Bueno, estamos en el país del fuego, y somos los herederos de la voluntad del Fuego por serlo, así que espero que, como yo, algún día podáis salir de la aldea, y demostrar vuestra voluntad. — dijo Rinji al terminarse su racción.

Tras una hora, u hora y media, Hinamaru estaba en plena guardia de noche, el bosque estaba bastante silencioso, algún ratón que se movía, o un ave nocturna ululando, pero nada fuera de lo normal. Pero de repente un sonido más fuerte se acercaba por uno de los arbustos tras Hinamaru. Fuese lo que fuese era grande y se acercaba al campamento, y ya estaba en los últimos arbustos antes del claro. Hinamaru debía de tomar una decisión y rápido. Sus compañeros estaban dormidos (Se escuchaban los ronquidos de Rinji) ahora mismo los únicos despiertos eran él y lo que se acercaba hacia el campamento.
 Responder
#6
Al poco rato empezó a sentir un ruido alrededor de unos arbustos detrás. Al estar oscuro no podía distinguir ninguna figura aproximándose, pensó en todas las posibilidades ~Una serpiente, un ratón, los bandidos~.

Asumió que probablemente no era de importancia sin embargo al escucharlo una segunda vez, rápidamente tomó un kunai de su porta armas, mientras se volteaba, y se puso en guardia. El ruido se hacía cada vez mas fuerte, se estaba acercando.

Pudo sentir como la adrenalina empezaba a correr por su cuerpo, ahora estaba en plena vigilia, con la frecuencia cardíaca aumentada, listo para la acción y decidió realizar una rápida secuencia de sellos y esperó el momento apropiado para ejecutar su jutsu.
~[Imagen: npSxuzE.png]~ Hablo | Pienso | Narro ~[Imagen: npSxuzE.png]~
[Imagen: dsvhRKu.pngp]
 Responder
#7
De entre los arbustos surgió un oso pardo, rugiendo y abriendo las zarpas adoptando una posición ofensiva, sin embargo el rugido parecía no haber despertado a los demás, la única reacción que hubo fue que Rinji le respondiera al oso en sueños.

No, Rin, ahora no es el momento para esas cosas — balbuceó en sueños mientras se cambiaba de postura.

El oso volvió a ponerse a cuatro patas y salió de la penumbra. Hinamaru podía ahora distinguirlo con facilidad, era marrón oscuro de 1.95 de longitud y 1.30 de altura en la cruz, pero si se ponía a dos patas alcanzaba perfectamente más de dos metros de altura, tenía una cicatriz de pelea con otro animal en el rostro, donde se podía ver la marca dejada por un fuerte arañazo, y daba a entender a Hinamaru, que esta no era la primera pelea del animal contra algo, el oso se quedó a metro y medio de Hinamaru observándolo, con una mirada fiera, mientras que de forma torpe, dos oseznos se tropezaban por el arbusto por donde el oso grande había entrado.
 Responder
#8
Fijo en su posición quedó perplejo al ver lo que se acercaba. No era una serpiente o un inocente ratón, se trababa de un oso adulto que estaba aparentemente alterado. Un poco asustado pensó, ~¿A poco el ruido de esta bestia no despierta a nadie? Es imposible razonar con un animal así. No puedo hacerle daño...~

Cuando el oso se acercó lo suficiente ejecutó su técnica -Mizu Shooku- y de su boca empezó a salir un chorro de agua que empujaba el oso hacia atrás. Fue entonces cuando pudo ver que no se encontraba solo sino que dos ozesnos se acercaban detrás del oso o tal vez osa. En ese momento suspendió la técnica y saltó 3 metros hacia atrás atando el extremo de un hilo ninja al mango de un kunai.

Datos

Vida: 108
Chakra: 119-10 = 109
Estamina: 127

Tecnicas

Suiton Mizu Shooku

ID:
79
Nivel:
2
Sellos
Sí.
Descripcion
El usuario lanza un chorro de agua a presión desde la boca que, al dar a su enemigo, hace que sea lanzado hacia atrás unos 5 metros y pierda la concentración. El chorro tiene un alcance de 10 metros.
Efectos
Gasto de chakra:
10
Efectos en el rival
Vida:
15
~[Imagen: npSxuzE.png]~ Hablo | Pienso | Narro ~[Imagen: npSxuzE.png]~
[Imagen: dsvhRKu.pngp]
 Responder
#9
Hinamaru no se estaba estrenando demasiado bien en su primera misión, ya había cometido un fallo con el altercado con los vigilantes de la puerta, y ahora no había seguido el protocolo en la guardia y para colmo había enfurecido a una osa que estaba defendiendo a sus crías de aquellos que habían invadido su territorio. Si Hinamaru no le hubiera lanzado agua quizás la osa se mantendría a la defensiva, pero ahora Hinamaru la había provocado, y no es muy buena idea provocar a ese tipo de animales. La osa salvó la distancia que lo separaba de Hinamaru corriendo a cuatro patas y dándole un placaje que lo empujó fuertemente contra el suelo, y su Kunai sería insuficiente, podría rasgar como mucho la piel de la osa y herirla más activaría su instinto animal y no crearía heridas tan profundas como para inmovilizarla, haciendo que el golpe en la cabeza lo dejara inconsciente.

Para cuando despertó ya era de día y sentía un dolor punzante en el pecho, y podría ver al mirar que tenía un rudimentario vendaje. Rinji Nara tenía una mirada calmada, típica de los Nara, sin embargo, podía ver en su rostro unos matices de miedo y un poco de decepción. Itsuki miraba con desprecio a su compañero, aunque no lo expresaba verbalmente, su cara era un reflejo exacto de lo que sentía, era el segundo fallo de su compañero en la misión, y si no hubiera tenido la suerte de que se despertase por el ruido y él despertase a los demás, cosa que Hinamaru debía haber hecho, puede que ellos hubieran corrido peor suerte o hubieran incluso muerto en el sueño al ser atacadas por la osa. La hija de Rinji miraba a Hinamaru con lástima, un gesto que expresaba empatía por el joven Uzumaki, sin embargo, se mordía el labio, ella también sabia y se había dado cuenta del fallo de Hinamaru. Finalmente, Rinji fue el primero en hablar.

Entiendo que sea tu primera vez fuera, y todos estamos para aprender aquí, pero intenta que no pase más.

El grupo comenzó la marcha, no obstante, el Senju no pudo aguantar más que fueran más lento y se hubieran retrasado debido a Hinamaru, por curarle y por sus heridas.

Sigo pensando que deberíamos llevarlo a Konoha de vuelta, está herido y en ese estado solo nos va a retrasar, eso si no tiene otro error de nuevo — dijo el Senju casi a voces, a su instructor, mientras miraba a Hinamaru de reojo quién se encontraba atrás, ayudado por la chica de su equipo a caminar debido a sus heridas.
Off: -20 de vida a Hinamaru, ya que tus compañeros te salvaron a tiempo, sin embargo las heridas no están curadas y tu Velocidad y Agilidad se han reducido a la mitad.
 Responder
#10
Hinamaru abrió los ojos y solamente pudo ver algo de luz. ~Ugh... ¿me quedé dormido? ¿qué pasó? ¿es de día?...~ cuando de repente solamente pudo sentir dolor, en todo su cuerpo abrió los ojos completamente y aun sin poder ver nada solamente sentía dolor que era muchísimo mas fuerte en la zona del pecho. ~¡¿Qué pasó?!~ Aparentemente el ataque del oso había sido un impacto tan fuerte para que su memoria fue suprimida de manera casi inmediata por los mecanismos psicológicos pertinentes.

Poco a poco su visión se iba mejorando de nublada a clara y poco a poco pudo ver las expresiones faciales de sus compañeros, el primer rostro que vio fue el de Suzume, quien se encontraba mas próxima al patético shinobi; su rostro mostraba un poco de empatía y de preocupación a la vez. Al verlo pudo saber que algo realmente malo había pasado. Luego vió el rostro bastante serio de su sensei, Rinji, cuyo rostro mostraba signos obvios de decepción, sin embargo mostraba que estaba asustado por el futuro de la misión o tal vez de la vida de este tonto shinobi. A diferencia de la vez anterior, verle le puso aun mas ansioso por saber que había sucedido. Por último hubiese deseado no haber visto el rosto de Itsuki cuyo complejo de superioridad no dejó ocultar un rostro de profundo desprecio hacia Hinamaru. Sin poder aguantar las ganas de saber lo que sucedía le preguntó a Suzume: -¿Qué ha sucedido?-

Mientras sus compañeros le contaban lo que había sucedido su cara, que al principio mostraba que no tenía idea de lo que sucedía se tornaba de horror mientras poco a poco recordaba los primeros ataques del oso, lo cual le provocaba aun mas dolor en sus heridas. Mientras le contaban lo que sucedió el resto de la noche el psiquis de Hinamaru empezaba a jugar con sus pensamientos una vez mas y lo cual se agudizó aun mas con las últimas palabras de Rinji.

~Es tu primera misión fuera de la aldea y la has puesto en peligro dos veces, ¿que clase de idiota soy?~ Hinamaru seguía en lo profundo de sus pensamientos meditando, luego dijo lo que serían sus ultimas palabras por un buen tiempo -Disculpen- y una vez dicho esto solamente respondía a los comentarios y ordenes de sus compañeros con gestos.

Avanzaban lento y era evidente que era por su culpa. Debido a sus heridas no podía avanzar a la misma velocidad ni moverse con agilidad y se estaba retrasando toda la misión, especialmente porque Suzume le ayudaba a caminar. Todos lo sabían, pero el hecho de que Itsuki dejara saber sus intenciones en voz alta había despertado un nuevo sentimiento en Hinamaru, uno que normalmente no manifestaba, enojo. Así que un poco enojado tomó la palabra y dijo: -Entiendo que he puesto la misión y mi vida en peligro, y nuevamente les pido disculpas, pero volvernos ahora podría ser el fracaso definitivo de la misión y un mayor retraso.- y luego de esto dijo en voz baja -Aunque entiendo si no quieren tomar mi opinión en cuenta...-
 

Datos

Vida: 108-20 = 88
Chakra: 109
Estamina: 127
Otras condiciones:
Velocidad: 9/18
Agolidad: 5.5/11
~[Imagen: npSxuzE.png]~ Hablo | Pienso | Narro ~[Imagen: npSxuzE.png]~
[Imagen: dsvhRKu.pngp]
 Responder
#11
Ningún compañero se queda atrás — sentenció Rinji Nara a los dos genins que se intercambiaban palabras enojadas. — Esa va a ser vuestra primera enseñanza en esta misión.

Hinamaru pudo ver como el rostro de Suzume, que siempre parecía sentir asco por su padré mutó en un gesto de admiración, le gustaba cuando su padre se tomaba las cosas en serio, aunque no le gustase que se le notase demasiado. Las primeras casitas de Motoyoshi ya se observaban, y había cierto bullicio en las calles ya que eran los primeros instantes del mediodía.

Bien, propongo que dadas las circunstancias nos separemos en grupos de dos para recabar información, yo iré con Itsuki. Suzume, tú cuidarás de Hinamaru y harás equipo con él, nos veremos aquí a la hora del almuerzo dónde nos pondremos al día con la información que obtengamos sobre el objetivo de la misión. Recordad ser también discretos, no vayáis a hablar con uno de los bandidos o se enteren si vamos llamando mucho la atención, ¿de acuerdo?

Dichas estas palabras, Rinji desapareció junto a Itsuki quienes llevaban una capa para ocultar todo lo que los pudiera relacionar con ninjas y pasasen por simples viajeros. Del mismo modo Hinamaru y Suzume también las llevaban, se las habían dado en el camino para que se las pusiesen antes de entrar en Motoyoshi.

¿Vamos? — le dijo amablemente Suzume.
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)