¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
Ninja en progreso
#1
Haru había corrido lo más que pudo a la academia ninja. Sabía que podía ir en cualquier momento pero no le gustaba postergar las cosas si podía hacerlas ahora. Llegó a la entrada y un hombre le hizo un gesto para detenerse, pero al tener demasiado impulso no podía frenar y terminó estampándose contra la pared.

- Oye tonto ¿Estás bien?, le pregunto el hombre mientras le ayudaba a levantarse.

- Si estoy bien, decía Haru en el piso mareado por el golpe. - Vengo a inscribirme a la academia ninja. Buscó en su bolsillo la carta de su padre y se lo entregó al hombre.

- Vaya, así que eres del clan Yoichi. Es un gusto, mi nombre es Takada. ¿Sabes que podías venir mañana, no?

- Si lo pensé, pero prefiero hacer esto ahora. Haru se levantó del piso mientras se sobaba el rostro. 

- Llegas en buena hora, estábamos a punto de cerrar pero creo que puedo ayudarte.

Takada le invitó pasar a la academia y en un salón se puso a conversar con Haru sobre el funcionamiento de la academia.

- Poder terminar la academia ninja toma un periodo de tiempo, además que depende todo de un examen final para poder graduarte y comenzar como ninja.

Takada saco de su bolsillo varios pergaminos y se los entregó a Haru. Le explicó que ellos contenía tanto el conocimiento básico de combate, las técnicas que todo estudiante debe aprender y conocimientos generales.

- Quizás te tome tiempo, pero he conocido a miembros de tu clan ya son muy talentosos. Quizás puedas aprender esto y puedas convertirte en Gennin en poco tiempo. Superar la prueba de accenso es más difícil, pero si eres capaz de eso entonces mereces ser un ninja.

Takada se levantó y le dio una palmada en la espalda para luego proceder a retirarse. Pero antes de salir, le pidió a Haru un favor.

- ¿Podrías ayudarnos con unas cosas? Hay un desorden luego de las clases y hay pocas personas que pueden apoyarnos con eso. ¿Me darías una mano?

- Si, no hay problema, respondió Haru quién guardó los pergaminos en un bolsillo. Si es para ayudar puede contar conmigo. 

"Terminando esto iré a entrenar estas técnicas. Creo que gracias a mi entrenamiento con mis padres podré lograrlo."

Y así fue como Haru comenzó su camino ninja.

Estadísticas e inventario

Nivel: 1
Fuerza:
7
Resistencia:
8
Velocidad:
8
Agilidad:
6
Destreza:
6
Presencia:
6
Inteligencia:
7
Control de chakra:
7

Vida: 46 Chakra: 48 Estamina: 57

No hay objetos en el inventario.

Narro - Hablo - "Pienso"

[Imagen: 48d18913b5a6803f930464de66bc18ed?size=512]
 Responder
#2
"Debo dejar de llegar a la academia de esta forma..."

Haru corría lo más rápido que podía para llegar a la academia. Ya no se perdía como antes en el camino pero se detuvo a ayudar a personas en el camino. 

"Creo que ya estoy cerca, puede verlo."

La academia estaba a unos metros de él, y en la puerta Takada esta esperando, como si supiera que iba a llegar.

- Me preguntaba a que hora llegarías, le gritaba a lo lejos. -Ve frenando no vaya a ser que ...

Pero antes de que terminase, Haru no pudo detenerse y se estampo nuevamente en la pared, en el mismo lugar donde antes se había golpeado.

- Debes dejar de presentarte de esta forma o terminarás dañando la pared.

Takada le ofrecía su mano para que se levantase. Haru se sobaba el rostro pero luego reaccionó y se disculpó con Takada por su tardanza.

- ¡Lamento el retraso, no volverá a suceder!, decía mientras hacia una reverencia. Takada empezó a reír a carcajadas.

- No te preocupes, ya pasó. Además veo que te exiges mucho en cumplir algo, pero debes ser un poco más flexible. Por ejemplo ahora tenemos pocos estudiantes y los que pueden vienen a recibir las clases temprano, pero otros practican por su cuenta y deciden venir solo a dar el examen o a practicar y mejorar. 

Haru alzó la vista y exhaló más tranquilo. Quizás debía tomar ese consejo y hacerse más flexible frente a sus decisiones. Dejando eso de lado, vio a Takada y le devolvió los pergaminos que le había entregado.

- Tome, y gracias por esos pergaminos; los he leído y me han instruido bastante.

Takada recibía los pergaminos y veía sorprendido a Haru.

- ¿Lo has leído todo en una noche? ¿Te ha quedado algo de lo que has leído o el golpe te lo ha borrado?, le preguntaba riendo. - Quisiera ver contigo que cosas has entendido y saber tus dudas, vamos pasa.

Takada señaló el interior de la academia y ambos pasaron dentro. Volvieron al salón donde antes había conversado y empezaron a conversar. Durante casi una hora estuvieron conversando, preguntándose entre ellos y discutiendo sobre sus diferentes puntos de vista.

- Y eso es lo que opino de la guerra, culminaba Haru. - Quizás ser ninja signifiqué ser un soldado más pero no quiero eso para mi, ni tampoco dañar a los demás. 

- ¿Y cómo crees que cambiarás la situación? ¿Vas a luchar contra todos o controlar su mente para que piensen como tú?

Takada lo miró esperando su respuesta, pero Haru no dijo nada.

- No lo sé, ahora mismo no sé cuál es la respuesta. Pero antes de todo debo entender realmente como es vivir como ninja y no solo pensarlo o leerlo. Quizás eso me ayude a encontrar una respuesta.

Takada suspiró luego de escuchar eso y lo miró atentamente.

- ¿Qué es lo más importante para un ninja?, le preguntó a Haru. Él se quedo pensando antes de decir algo, pero al final respondió.

- No lo sé, pero para mí es poder ayudar a quién lo necesite y defender a los más débiles. Para mí como ninja es lo más importante.

Sonriendo, Takada sacó de su bolsillo una bandana con el símbolo de la aldea y se la entregó a Haru.

- Todos los que vienen aquí están dispuestos a obedecer todo lo que se le diga, incluso si va contra sus principios. Un ninja debe siempre cumplir su misión sea cual sea, pero si piensas cambiar eso y toda esta realidad quisiera verlo. Eres talentoso y creo que podrás aprender rápido todo lo que necesites, pero lo más importante ahora es que encuentres esta respuesta y seas capaz de cambiarla. Te deseo suerte, muchacho.

Takada le extendió la mano en señal de respeto, y Haru se la estrechó. Tomó la bandana, se la puso en el cuello y se puso de pie.

- ¿Qué se supone que deba hacer ahora?, preguntó Haru pensativo.

- Eso depende de ti. Deja que las cosas fluyan, según me has contado te han estado funcionando. Espero que podamos vernos más adelante.

Con una sonrisa, Haru se despidió de Takada y salió de la academia. Era la segunda vez que había conocido alguien que lo apoyase estando en la aldea.

"Quizás haya tenido suerte, pero estoy por entrar a un mundo que no solo eso basta. Tan solo espero encontrar la respuesta que busco antes de que sea tarde."

Decidido, Haru se encaminó a un destino incierto, esperando lo que la vida le tenía preparado.
Narro - Hablo - "Pienso"

[Imagen: 48d18913b5a6803f930464de66bc18ed?size=512]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)