¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
[Patrulla] Un Crimen en el Bosque
#1
Como parte de su servicio militar, Kirisame había sido enviado al Bosque de la Muerte. Este místico lugar era un recinto cerrado perteneciente al conglomerado del Bosque del Fuego, pero que había sido ocupado por una pequeña guarnición de tropas de Konoha. Era usado tanto como puesto de observación como lugar de entrenamiento. Se habían celebrado cientos de exámenes chuunin en sus terrenos, así como pruebas de destreza para jounnin y para los futuros miembros de las Fuerzas Especiales ANBU. De un modo u otro, el Bosque de la Muerte había estado ligado a Konoha y parecía que ambos mantenian una relación estable...

Kirisame llegó a la entrada del recinto con un grupo de otros seis ninjas, como parte del relevo de la guarnición que allí se encontraban. Recibieron un par de consejos para recién llegados: presencia de animales salvajes trampas ambientales (cepos, redes de caza, trampas de pájaros) y de otras trampas ninja para entrenamiento. A continuación se les dio un pequeño mapa con indicadores del terreno y se les ordenó marchar hacia la torre-barracón central. Y así lo hicieron. El viaje fue ameno, duró una hora y no encontraron ningún problema por el camino. Los animales salvajes se alejaban, y casi mejor. Se pidió por favor que no molestaran a la fauna local si era posible. Tras recorrer el camino principal llegaron hasta el torreón y fueron recibidos por un oficial superior.

Bienvenidos a la Guarnición del Bosque de la Muerte. Soy el Capitán Mizuma, y voy a asignar los trabajos de cada equipo. - empezó a leer los nombres de los recién llegados y a asignar tareas. Entre ellas, había patrullas del perímetro, mantenimiento de las defensas, hacer la comida o simplemente hacer inventario. Esta sería la tarea que le tocaría a Kirisame. - Kirisame Hyuuga. Tu misión será la de asistir en el almacén. Dicen que necesitan ayuda, que falta equipo. Ve a ver qué necesitan. Eso es todo.

Recibió información adicional de cómo llegar a los almacenes y despesas: "Recorre el estadio de combates hasta el fina, luego baja las escaleras subterráneas a tu derecha. Sigue recto el pasillo y primera puerta a la izquierda. No tiene pérdida. Preséntate ante el oficial de Suministros Togoda."

Estadísticas e inventario

Nivel: 1
Fuerza:
0
Resistencia:
0
Velocidad:
0
Agilidad:
0
Destreza:
0
Presencia:
0
Inteligencia:
0
Control de chakra:
0

Vida: 0 Chakra: 0 Estamina: 0

No hay objetos en el inventario.

[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#2
Habían pasado dos días desde que salió de la villa oculta de la hoja hacia su nuevo destino, esta era su primera misión como Chunin oficial y podía sentir en sus huesos cierto grado de riesgo, para la ocasión vestía un mono de dos piezas completamente negro sobre el cual tenía medio quimono en modo chaqueta para protegerle del frio, unas sandalias negras y unos guantes a juego, su pelo estaba suelto y gracias a sus ropas podía camuflarse fácilmente en las sombras de cuello para abajo. El camino les llevo directamente hacia el Bosque de la muerte, aquel mítico lugar parecía tener vida propia y se expandía ante los ojos de Kirisame como un continente nuevo, con paso ligero finalmente se situaron en la entrada de un inmenso recinto y junto a él viajaban casi media docena de ninjas más, les informaron levemente sobre la zona y tras unos minutos de conversación fueron guiados con mapas hacia la torre-balcón. Durante todo el trayecto el ninja peli azul no entablo conversación alguna con sus compañeros, estaba demasiado concentrado en su tarea y además no tenía intención de hacer buenas migas con nadie.

Finalmente se colocó en línea conjunto a sus compatriotas cuando un oficial comenzó a pasar lista frente a ellos, en aquel momento su nombre se escucho en toda la sala y sin miedo alguno miro directamente a los ojos de su superior. – Así lo hare, señor. – Recibió en ese momento unas cuantas indicaciones para llegar a su destino y se movilizo de forma silenciosa, primero se encamino hacia el estadio shinobi el cual alcanzo en poco tiempo, durante unos minutos se detuvo a observar mas detalladamente el lugar, en aquel estadio habían combatido un sinfín de shinobi para alcanzar el titulo que ahora el ostentaba, y las gradas debían de haber contenido también a un inmenso gentío que seguramente vitoreaba o abucheaba sin piedad. Kirisame camino rápidamente en el mas absoluto silencio hacia el lugar indicado para finalmente llegar hacia las escaleras que le llevarían hacia el oficial de suministros. Bajo las escaleras, camino recto por el pasillo y finalmente se situó frente a la primera puerta de la izquierda, con su diestra golpeo la fría madera con tres golpes secos tras los cuales solo quedo el silencio.

Estadísticas e inventario

Nivel: 4
Fuerza:
40
Resistencia:
36
Velocidad:
30
Agilidad:
30
Destreza:
30
Presencia:
30
Inteligencia:
30
Control de chakra:
30

Vida: 224 Chakra: 210 Estamina: 266

Porta-Kunais nivel 2, Porta-Utensilios nivel 2, Porta-Kunais nivel 3, Porta-Utensilios nivel 3, Chaleco ninja, Bo.

Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#3
Adelante. - dijo una voz fría al otro lado.

Cuando el chuunin entró en el almacén pudo comprobar que se trataba de una sala bastante extensa, llena de estanterías y cajas de suministros de todo tipo. Estaban organizadas de manera escalonada, y había objetos de todo tipo. Latas de comida, bidones de agua, chalecos ninjas, monos de combate, juegos de kunai, shuriken, pergaminos de apoyo de todo tipo, katanas, ninjatô y un sin fin de armas de filo, entre otras cosas. Todo parecía estar catalogado al milímetro, y así quedaba remarcado porque el hombre que había dado la bienvenida a Kirisame no dejaba de apuntar cosas en una carpeta.

Paró un instante, y miró al Chuunin de arriba a abajo. A continuación pasó un par de páginas de su carpeta y le habló:

¡Ah! Tú debes de ser el nuevo apoyo para mantenimiento, ¿no es así? Veamos... Kirisame Hyuuga. Yo soy Inoki Yamanaka, jefe de este departamento. Como verás, todo está muy bien organizado y etiquetado. Nada desaparece de aquí por arte de magia, pero de repente han empezado a faltar suministros. Concretamente diecinueve latas de comida y un bidón de agua. Extraño, ¿no crees? - dijo señalando una estantería casi vacía - Aquí todo es racionado. Se entregan lotes de comida a los soldados a diario, y siempre debe desaparecer la misma cantidad, salvo hace cuatro días que desapareció todo eso. Mi... oficial superior cree que se trata de un ladrón, pero yo creo que es una bobada. ¿Quién iba a entrar a una base militar oculta solo para robar comida? Deberían haberse llevado los sellos explosivos, las katanas o los chalecos y uniformes. Mi opinión es que alguien ha cometido un error de etiquetado, eso es todo, pero pese a ello estoy obligado a hacer un informe. Quiero que vayas al Ala de Recreo, dos puertas a la derecha siguiendo ese pasillo. Allí encontrarás a tres chuunin: Kira Inuzuka, Shinosuke Aburame y Sarada Uzumaki. Son mis subordinados. Hazles las preguntas que necesites para aclarar el desastre y vuelve para comunicármelo. A ver si podemos finiquitar este asunto hoy y que mis superiores dejen de presionarme... - dijo en un tono bastante despreocupado.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#4
Cuando entro en la sala no pudo dejar de mirar a su alrededor, el contingente de suministros era destacable, las armas estaban perfectamente afiladas y ordenadas además de separadas de los víveres, mientras Inoki le informaba el Chunnin se cruzó de brazos frente a los bidones de agua a la par que entendía cuál sería su labor en aquel lugar. – Investigación…supongo que están demasiado ocupados como para malgastar demasiados recursos en esto. - Tras la charla en la que obviamente el no participo no pudo evitar sentirse un poco decepcionado, con su nuevo rango tenía la esperanza de ocuparse de asuntos más serios, aunque tal vez era que aun en su mente seguía siendo un poco infantil.

-Entiendo, me pondré con ello de inmediato señor. - Hizo una reverencia con su cabeza y giro sobre sí mismo saliendo del almacén, camino sin prisa alguna siguiendo las indicaciones que Inoki le había dado hasta llegar al Ala de Recreo, esta vez entro sin llamar a la puerta y con toda la tranquilidad del mundo se situó dentro de la instancia. -Soy Kirisame Hyuuga, Inoki Yamanaka me ha encargado resolver cierta incidencia con los víveres y necesito realizaros algunas preguntas. -
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#5
El Hyuuga entró en la sala de Recreo y encontró a dos ninjas en posición relajada. Una chica con el pelo rubio y mono de color naranja se encontraba tumbada en un sofá leyendo un manga, mientras que otro muchacho jugueteaba en el suelo con su mascota: un Shiba Inu. Los dos se quedaron estupefactos ante la entrada del otro chuunin, tanto porque no le conocían como porque no le esperaban. Fue la muchacha del clan Uzumaki quien se presentó primero, con gran ímpetu y cordialidad.

¡Hola! ¡Yo soy Sarada Uzumaki, y él es Kira! ¿En qué podemos ayudarte compañero?

El Inuzuka, en cambio, simplemente se quedó mirando al recién llegado mientras su mascota se mantenía tumbada boca arriba.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#6
Se encontró con dos de los tres chunins que en principio deberían estar esperándole se encontraban más ocupados en matar el tiempo en aquel momento, conto solamente dos lo cual significaba que tendría que hablar con un tercero todavía. -Han comenzó a desaparecer suministros básicos en el almacén, entre los cuales se encuentras diecinueve latas de comida y un bidón de agua. Necesito que me indiquéis todo lo que sabéis al respecto de este hecho y también donde se encuentra vuestro compañero, ya que me informaron que aquí encontraría a tres ninjas. –

Kirisame se situó justo a la derecha de la puerta por la cual había accedido a aquel recinto, se cruzó de brazos mientras examinaba a los dos ninjas de Konoha y también a la mascota situada en el suelo panza arriba, también tenía que preguntar a Inoki la fecha en la cual desaparecieron los víveres en pos de resolver lo más rápido todo aquel barullo.
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#7
Shinosuke ha salido al bosque, a hacer una ronda en la parte norte del río. Nosotros... no sabemos nada. - dijo encogiéndose de hombros, y mirando a su compañera Sarada por si ella podía ofrecer nueva información. El perro tampoco parecía saber nada, pues simplemente se quedó tumbado boca arriba mirando al recién llegado con gran interés.

¿Las latas y el agua? Ya nos preguntaron sobre ello. Nosotros no sabemos nada pero... probablemente sea culpa mía. A veces suelo equivocarme con las cuentas del inventario. No gran cosa, solo un juego de Kunai o bombas de humo... pero no sé. La verdad, lo siento. A lo mejor Shinosuke sabe algo más. Como ha dicho Kira, debería estar en el lado norte del río... ¡lo siento! - dijo la muchacha a modo de disculpa por no tener ni idea acerca de los suministros, ni de su compañero.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#8
Les observaba detenidamente mientras hablaban con él, cada pestañeo, cada tic en su rostro, si se rascaban al hablar o simplemente si miraban hacia otro lado, Kirisame centraba sus ojos en ellos mientras escuchaba atentamente cada palabra que le soltaban en aquel lugar. Finalmente lanzó un suspiro al viento a la par que abandonaba a los dos chunnin de su visión para centrarse en la nada durante unos instantes. Finalmente volvió a centrar su mirada en los dos ninjas de Konoha deshaciendo su posición. – Únicamente han desaparecido víveres de primera necesidad, no es algo muy aleatorio que digamos. Hablaré con el compañero que os falta, gracias por vuestra ayuda.

Tras aquello salió del ala de recreo y recorriendo el estrecho pasillo subió las escaleras para llegar al estadio, nada más subir sintió en sus huesos como el viento de poniente inundo por completo la zona con un frio inusual. Ejercitando sus músculos salto hacia las gradas y se encamino hacia la salida más próxima al “rio del norte”. Tras varios minutos se encontraba finalmente sobre el húmedo suelo del bosque y su figura se difuminaba entre las copas de los árboles, de rama en rama recorrió la distancia hasta el serpenteante rio donde supuestamente el restante Aburame estaría patrullando.
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#9
Kirisame no tardó en salir del cuartel y adentrarse en el bosque. Era un lugar denso y a veces incluso peligroso. Estaba plagado de árboles gigantes, enormes matorrales y animales igual de grandes. Durante su trayecto escuchó pasos, aullidos y los pájaros se ahuyentaron varias veces, saliendo de sus nidos y volando hacia otra parte. Todo estaba en calma, nada extraño ni fuera de lo normal. Hasta que llegó al río. Se trataba de un pequeño afluente de uno de los principales ríos de la nación, que casualmente pasaba por allí y alimentaba a todo el Bosque de la Muerte. Allí, junto al río, había un enorme lobo de tres metros de altura bebiendo agua del arroyo, sin prestar atención a lo que le rodeaba. Kirisame se encontraba a unos 15 metros, agazapado entre los arbustos. Por suerte, el lobo no había captado su olor, por ahora...
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#10
Con sus dos ojos observo al animal, el gargantuesco Lobo bebía del rio impasible y sin preocupaciones, el poco viento que conseguía escapar a través de las copas de los arboles mecía su pelaje y el sonido que emanaba de el al tragar era prácticamente lo único que acompañaba a la respiración calmada del shinobi del fuego. Era un animal magnifico que había conseguido que durante unos minutos el Hyuga olvidará sus obligaciones y simplemente permaneció allí observándole hasta que finalmente un fugaz pensamiento cruzo su mente y le hizo mirar hacia el suelo.

– No tengo tiempo para esto. -Saltó, se impulsó sobre sus pies y desvelando su posición escalo el árbol cercano para evitar estar en el mismo rango que la bestia la cual seguramente se giraría al escuchar los arbustos agitarse. Con la precisión que le caracterizaba se deslizo hacia una inmensa rama y tras tomar impulso salto hacia el árbol más cercano, debía continuar su camino, aunque no descartaba volver a toparse con aquel magnifico ejemplar en el futuro que permaneciera allí.
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#11
El lobo levantó las orejas y alzó la mirada hacia el lugar donde Kirisame se encontraba. Tan pronto como este se alejó, el lobo siguió bebiendo con total tranquilidad. Un buen modo de escapar de un combate casi seguro. Ambos se respetaban mutuamente, y se mantenía el orden de las cosas en el Bosque de la Muerte. El Hyuuga comenzó a saltar de un árbol a otro, prosiguiendo su búsqueda del último miembro del equipo de logística, cuando este se apareció justo delante de él. Un muchacho se cruzó en el camino de Kirisame, interponiéndose justo en la rama donde este iba a aterrizar. El Aburame le dejó sitio de sobra para tomar tierra, y le saludó de manera cordial.

Buen trabajo ahí abajo. Te he estado observando, cómo has evitado combatir contra ese noble animal. Tienes mis respetos, camarada. Soy Shinosuke Aburame, a tu servicio. ¿Te han ordenado patrullar este área? Si quieres podemos dar una vuelta juntos. - le ofreció educadamente. De cualquier modo, el Aburame era frío, como todos los de su clan. Pasamontañas, gafas de sol y una larga gabardina verde que impedían ver lo que se ocultaba bajo esta. El muchacho no era muy hablador tampoco, solo había saludado a su manera.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#12
Estaba inmóvil sobre aquella rama una vez que localizo al Aburame restante, le había cortado el paso durante el trayecto en las copas de los arboles lo que intuyo desde el principio el ninja peli azul que no se trataba de un encuentro fortuito. Le evaluó rápidamente con su mirada mientras escuchaba las palabras que le dirigía, se encontraban aproximadamente a 20 metros sobre el suelo y el frio viento soplaba en su espalda intentando arrancarle de su posición.

En realidad, vengo por otros motivos, ya he hablado con tus dos compañeros en el Ala de recreo. Víveres de primera necesidad han desaparecido del almacén últimamente, diecinueve latas de comida y un bidón de agua, Inoki-san me ha mandado a verificar este incidente y tú eres el único con quien no he hablado aún.-
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#13
Si el Aburame tenía algo que esconder, iba a ser bien difícil descubrirlo por su comportamiento o emociones. Ni se inmutó al escuchar las palabras del otro ninja, y su rostro oculto por el pasamontañas y gafas de sol no indicaba nada especial. El domador de insectos se encogió de hombros y le respondió una mirada de indiferencia, mientras relataba su versión de los hechos.

- Hace mucho que yo no me encargo del inventario. Me dedico a transportarlo a donde se necesita, nada más. Habrá sido algún problema de mis compañeros de logística. Se habrán equivocado con las cuentas del balance, a veces pasa. Si no necesitas nada más, prosigo con la ronda. - dijo lanzándose al vacío, y poniendo rumbo este saltando de rama en rama.

Se presentaban dos opciones para el ninja Hyuuga. Volver a la base y proseguir con la afirmación y finalmente llegar a un veredicto o...
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#14
Se marcho tras dar una leve explicación que no terminaba de convencer a Kirisame el Aburame abandono la escena fugazmente, algo no cuajaba todavía en todo aquello. – Están intentando darme gato por liebre…o simplemente se trata de pura ineptitud…no sé. - Acariciaba su barbilla mientras meditaba en aquella rama, desde su posición solo podía ver abandonar. En aquel instante junto sus manos en un único sello y sus labios susurraron en voz baja…

- Kage Bunshin no jutsu.-Una copia broto de la nada justo frente a Kirisame y se lanzo raudo tras el Aburame asegurándose de hacerlo de una forma segura y silenciosa, mientras tanto el auténtico Kirisame retornaba sobre sus pasos en dirección al estadio mientras aun asimilaba toda la información obtenida hasta el momento.
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#15
El clon de Kirisame fue siguiendo al ninja del clan Aburame a una distancia prudencial. Primero, saltando de árbol en árbol, y luego cuando el objetivo bajó al suelo y prosiguió su marcha a pie, el clon también descendió de las ramas. Para ser una patrulla, el shinobi corría como si verdaderamente estuviese en una situación de combate. De vez en cuando miraba a sus alrededores para ver si estaba siendo seguido. En más de una vez estuvo a punto Kirisame de ser descubierto, pero supo camuflarse con el entorno y salvarse de la mirada furtiva del Aburame. Llegado un momento, el Aburame se detuvo y se sentó a la sombra de un gran tronco. Allí sacó una lata de comida como las que había en el almacén y se la comió con una cuchara. Se trataba de una lata de atún en aceite, nada raro y posiblemente se trataría de su almuerzo. Además, sacó un poco de pan y se lo comió también. Aparte de la extrema precaución para no ser detectado, no había nada raro en él.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder
#16
El chunnin recorrió la distancia que le separaba del estadio con presteza, toda esta situación le estaba empezando a molestar severamente pero aún era incapaz de dar un veredicto claro sobre todo lo que estaba ocurriendo, mientras tanto su clon observaba atentamente a su objetivo tomando las debidas precauciones para evitar ser descubierto. -¿Una lata? Estaría bien revisar el control de alimentos y entradas y salidas… si es que claro llevan dicho control.-

Allí se detuvo, esperando a que el Aburame prosiguiera con su almuerzo, sus ojos solían repasar su alrededor para asegurarse de no estar siendo vigilando, detrás de un árbol a una distancia considerable y protegido por unos cuantos arbustos espero.
Hablo ~/~ Narro  ~/~ Pienso

Invitado el kunai es solo una herramienta, es la mano del shinobi quien le da la vida.

[Imagen: 4gp202.jpg]
[Imagen: dsvhRKu.png]

 
 Responder
#17
Al poco tiempo apareció un lobo enorme, como el que había visto Kirisame una media hora antes. Este lobo salió de la nada, entre la maleza, y pareció echarse encima del desprevenido Aburame. Este en cambio se quedó quieto y lo miró a través de su extraña máscara. Esperó unos instantes en abrir su mochila y empezar a sacar latas de comida que cuidadosamente fue abriendo y vaciando en el suelo. El lobo no tardó en acercarse y a devorar el atún, eso sí, con mucho cuidado. Pronto le siguieron por la espalda unos pequeños lobos, sus cachorros.

- Os gusta el pescado, ¿eh? Os traré más luego. Tranquilos, hay para todos...

Kirisame observó todo con cautela, juzgando a su modo lo que estaba viendo. Entonces, sintió una picadura en el cuello y su acto reflejo fue la de tocarse la zona afectada. Era un pequeño insecto el que le había picado, pero uno muy peculiar... conocido para él y por toda la Villa Oculta de la Hoja.

Sé que estás ahí, sal, no van a hacerte daño mientras yo esté presente.
[Imagen: hayate-narrador.gif]
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)