¿Todavía no te has pasado por el chat? ¡A qué esperas! ¡¡Pincha aquí!!
[Social] — Stay
#21
Jhin aceptó el rollo de lavar los platos, era lo menos que podía hacer luego de tan buen almuerzo y no se quejaría. — Deberíamos repetir esto algún día. — señaló el niño mientras tomaba todos los platos y vasos de la mesa con muchísima facilidad. — Pero saltar directamente a la cocina, sin todas esas carreras y cuchillos. Me ponen muy nervioso. — se perdió en la cocina y lavó los platos con cuidado pues le cabreaba cuando no quedaban limpios del todo. Si haces algo... hazlo bien.

Tras finalizar su pequeña labor, se dirigió de regreso al comedor en donde Kára le esperaba. 
— Muy bien, creo que alguno de mis padres llegará en breve, nunca tienen una hora fija pero... Eso, que están cerca. — exclamó el niño ya junto a la pelirroja. No era directo con sus palabras, pero sabía muy bien lo que quería decir: hora de irse. — ¿Crees que... que podamos vernos otra vez? — preguntó un poco nervioso. — Quiero decir... Algo planeado, dentro de poco, no un encuentro casual en la academia ni nada por el estilo... N-No sé si... ¿Quieres? — ay... pequeño idiota.
[Imagen: CGtuxlK.gif]

— 
Hablo — Narro — Pienso 
#607d8b
 Responder
#22
Claro.— Y luego de su respuesta, lo que empezó como una broma terminó resultando algo real, pues, sin chistar, Jhin tomó cada uno de los vasos y platos para refregarlos en la respectiva cocina mientras que ella se dedicaba a quedarse quieta en la silla sin hacer ningún tipo de movimiento más que visual. Se tomó la libertad de observar cada uno de los detalles que acontecían en el hogar (y que ella podía a una razonable distancia ver), se imaginaba a si misma en un hogar tan perfecto como el de Jhin y la boca se le hacía agua de solo pensarlo; tonterías de niños suponía ella.

Minutos después, el Hozuki se aproximó. —No tienes dotes artísticos para despedidas.— Se mofó con una risa y una cabeza que se meneaba de un lado a otro como negación, la silla se balanceaba de adelante hacia atrás hasta que decidió quedarse quieta y levantarse. —Claro que me encantaría, pero si querías una cita solo tenías que pedirlo.— Y otra mofa, al menos para terminar la tarde con una que otra risa (sin importar que fuese ella quien se riera). No detuvo mucho el tiempo con platicas banales para que él, más que todo, no se sintiera incómodo con su presencia. —Fue agradable conocerte Jhin que prefiere Jhin y no enano ni sonso, ya te vendré a buscar para salir y que quites esa cara de amargado.— Aquella había sido su despedida y, con un beso en la mejilla se dio la vuelta sin más en dirección a las afueras del clan Hozuki.
— Hablar  — Narrar — Pensar —
 
 Responder

Salto de foro:

Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)